Un conductor de Uber habría sido atacado con escopolamina

El conductor alcanzó a conducir bajo el efecto de la escopolamina.

Por Ximena Arias

El lunes 8 de mayo, Steven Fuentes, un conductor de Uber, se encontraba estacionado en la Avenida Circunvalar con Calle 92 en un estado de aturdimiento, como informó City TV.

De acuerdo al testimonio del conductor, dos pasajeros que había recogido en la localidad de Usaquén habían intentado drogarlo.

“Recogí un servicio por los lados de la Séptima con 127. Estábamos bajando y llegando a la séptima con 121. Empecé a sentir mareo y detuve la marcha del vehículo”, según Fuentes.

Posteriormente, los pasajeros se bajaron del carro y se subieron a un taxi.

“Sentí adormecimiento de todo el cuerpo y dolor de cabeza. Me orillé en una estación de gasolina”, afirmó Fuentes.

El taxi fue ubicado con los pasajeros en la Avenida Circunvalar. El conductor de Uber alcanzó a llegar al lugar extrañamente.

“Me dio taquicardia y no pude manejar más”, señaló Fuentes.

Hacia las 9:15 de la noche fue reportado ese caso a la Policía. Después de una hora, no había llegado la ambulancia que fue pedida por personas que se encontraban en el lugar de los hechos.

Hasta las 10:30 PM, llegó la ambulancia de acuerdo con un reporte de la Secretaría de Salud.

El oficial de inspección de la Policía de Bogotá, Coronel Javier Aya, afirmó que “la persona se encuentra en observación y estamos esperando los exámenes médicos correspondientes para ver qué dictamen arroja la prueba”.

La Policía aseguró que los dos sospechosos no fueron capturados porque se están esperando los resultados de las pruebas toxicológicos.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo