Estudiantes le alzaron la voz a TransMilenio

Los jóvenes, en su mayoría de universidades públicas, han bloqueado el sistema porque el precio del pasaje les está pegando duro en el bolsillo

Por Pamela López

Los estudiantes son los que han paralizado TransMilenio en los últimos días porque la nueva tarifa la han sentido de cerca. Para ellos no hay subsidio, pues el acuerdo ciudadano 615 de 2015, propuesto por el concejal Celio Nieves, del Polo Democrático, fue tumbado con el plan de desarrollo del alcalde Enrique Peñalosa.

Si bien se subió el precio del pasaje, y según el Distrito los ciudadanos tendrían varios beneficios por personalizar su tarjeta, a muchos  aún no les convence el hecho de que se siga con la misma ecuación de darle la mayoría de la plata a los privados.

“¡Recovatoria ya, revocatoria ya!”, se escuchaba la semana pasada, además de otras arengas, en contra del alcalde por las calles de la ciudad. Aunque el tema de los subsidios a estudiantes mojó prensa el año pasado, para muchos, con esta alza en la tarifa, no es justo que una población que tiene reducida su economía tenga que pagar  un precio que consideran alto teniendo en cuenta que en ciudades como Medellín sí hay tarifas especiales para este sector. PUBLIMETRO dialogó con el concejal Nieves sobre el tema y comentó que “el acuerdo, que generaba una tarifa diferencial para los estudiantes cuando usaran el transporte integrado y para que pagaran 30% menos que la tarifa plena, no se ha querido implementar por el alcalde Peñalosa. Él está incumpliendo un acuerdo que es de ciudad. Frente al déficit financiero del que habla el mandatario, el problema no se resuleve  aumentando los precios, sino haciendo una renegociación de la operación en cabeza de TransMilenio para que los operadores, que hoy se quedan con 95% de los recursos que ingresan al sistema de transporte público, disminuyan esos ingresos y puedan distribuirse en favor de la tarifa de los usuarios”.

Para Aurelio Suárez, analista, “el año pasado se pagaban $1800 por un pasaje de TransMilenio y $1500 por uno del Sitp. Eso quiere decir que de febrero de 2016 a febrero de 2017 el alza en los azules ha sido 33%, y en los rojos 22%. Es un impacto muy fuerte y más o menos puede significar, en esos 14 meses, que se ha presentado de cinco a seis veces la inflación en el caso de los buses azules, y de cuatro a cinco la inflación en el caso de los buses rojos. Eso supera cualquier consideración en término de ingresos por habitantes y en términos de índice de precios, y por lo tanto hay un costo muy alto que tienen que pagar las clases medias de la población en aras de sostenimiento de un sistema que tiene un desequilibrio estructural muy grande”.

No se puede decir que habrá un subsidio para estudiantes, eso está más lejos que cerca, lo cierto es que a ese llamado se han unido algunos usuarios que denuncian una reducción en los beneficios que tienen con los subsidios del Sisben o por ser adulto mayor luego de la entrada en vigencia de las nuevas tarifas.

Por su parte, TransMilenio le informó a este medio que “entre 2012 y 2016 los subsidios pasaron de representar 1% del déficit del sistema al 23%. Esto a pesar del aumento de $200 en la tarifa en febrero de 2016, que redujo el déficit proyectado en 240.000 millones de pesos”.

Asimismo, “si no se hubiera aumentado la tarifa en 2016, el déficit para el año pasado habría sido de $900.000 millones. Al subir la tarifa el año pasado ese déficit pasó de $738.000 millones en 2015 a $661.000 millones en 2016. Si no hiciéramos esta reforma tarifaria, el déficit para 2017 sería de casi de un billón de pesos. Con esta reforma tarifaria proyectamos que sea de $500.000 millones, lo que representa más recursos para que la administración Peñalosa los invierta en proyectos sociales”.

Agregaron finalmente que “en esta reforma tarifaria, además de contemplar un alza en la tarifa, reducción significativa de los transbordos para los usuarios frecuentes con tarjetas personalizadas o fidelizadas, y ampliación de la ventana de tiempo para pasar de un bus al otro sin pagar más, contempla una focalización de los subsidios, para que le lleguen a los que más lo necesitan”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo