Policía fue condenado por disparar a joven que se coló en Transmilenio

El cargo por el que fue condenado es homicidio agravado por estado de indefensión.

Por Ximena Arias

Este viernes terminó la audiencia de judicialización contra el patrullero Víctor Pabón Pabón. El juzgado 26 con función de control de garantías legalizó la captura y le impuso medida de aseguramiento, como informó El Tiempo. La Fiscalía le imputó el delito de homicidio agravado por estado de indefensión y ordenó enviarlo a la cárel La Picota de Bogotá. El patrullero espera el juicio en el patio de empleados públicos. Sin embargo, Pabón no aceptó los cargos.

¿Cómo ocurrieron los hechos?

El 6 de enero, el joven Wilder Alvarado González de 19 años se coló junto a otros familiares en una estación de Alcalá de Transmilenio, ubicada en el Norte de Bogotá. De acuerdo a la investigación, el patrullero Víctor Pabón Pabón que estaba de servicio le reprochó por lo ocurrido. Al parecer, hubo una agresión verbal. Ninguno de los dos se dejó requisar por el policía.

Inicialmente, el CTI de la Fiscalía Seccional Bogotá había dicho que la causa de la muerte del joven Wilder, fue el disparo intencional que se presentó por el forcejeo con el policía. Sin embargo, la investigación dio un giro.

La Fiscalía General de la Nación tendría un video en el que se muestra que el disparo que realizó el policía al joven fue por la espalda y voluntariamente. Por esta razón, el patrullero fue capturado en la Clínica la Inmaculada.

De acuerdo al CTI, los hechos se presentaron cuando el patrullero persiguió al joven por la Autopista Norte, la atravesaron y fue por lo menos, tres calles abajo donde logró interceptarlo. Al parecer el joven tendría las manos en alto y estaba indefenso. El policía le disparó por la espalda y en la cabeza. Luego, Pabón huyó en una motocicleta. Por la confusión, los miembros de la familia salieron corriendo.

La Policía justificó la agresión por un supuesto forcejeo entre los dos implicados. La víctima fue trasladada en ambulancia a la Clínica del Bosque.

Gracias a este material, se dio la orden de captura para el patrullero, quien al parecer se hizo pasar como enfermo psiquiátrico y por eso, estaba recluido en el centro médico. La Fiscalía llegó al centro, le leyó sus derechos, y están a la espera de una orden médica para poderlo trasladar hasta la URI de Paloquemao. Al parecer, durante el evento, había otros uniformados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo