El campamento por la paz que terminó en ‘guerra’

Peñalosa comentó que por seguridad pidieron la salida de las personas de la Plaza de Bolívar. Sin embargo, la presencia del Esmad y la respuesta del alcalde no fueron suficientes para los sectores políticos y sociales que repudiaron el hecho

Por Publimetro Colombia

Es irónico que un campamento por la paz termine con agresiones y peleas. Por lo menos así lo vivieron uno poco más de 100 personas, de las casi 200, que integraban el grupo que acampó durante 49 días en la Plaza de Bolívar.

Aunque antes del enfrentamiento de la madrugada con el Esmad, la Alcaldía Mayor de Bogotá informó que habían llegado a un acuerdo con los integrantes del campamento para que salieran voluntariamente de la Plaza de Bolívar, los voceros del mismo aseguraron que jamás se había pactado eso.

¿Qué pasó?

El fin de semana que pasó se llevó a cabo Salsa al Parque, otro festival musical emblema de la ciudad, y los integrantes del campamento que se quedaron en la Plaza de Bolívar accedieron a correr las carpas para no afectar el desarrollo del evento. Los comentarios sobre un supuesto maltrato hacía la prensa y algunos ciudadanos empezaron a rodar desde horas de la tarde, incluso se dijo que Humberto de la Calle había cancelado su visita por el ambiente hostil que se estaba viviendo en la zona.

También se supo que el Esmad haría presencia, no se sabía la hora, pero llegarían para desalojar a los que quedaban acampando. Fue en la madrugada cuando se supo que habían ocurrido algunos enfrentamientos entre los integrantes del campamento con las autoridades.

Al otro día la alcaldía emitió un comunicado en el que aseguraron que: “Las acciones del desmonte son producto del acuerdo con los organizadores del campamento por la paz, quienes voluntariamente decidieron retirarse ayer de la Plaza Bolívar, luego de que se logró el nuevo acuerdo de paz. Así lo anunciaron dichos organizadores en un comunicado. La Administración ha respetado la ocupación de la Plaza de Bolívar, comparte la búsqueda de la paz, y ha brindando seguridad y acompañamiento en el lugar durante 49 días. Durante el fin de semana se está realizando el tradicional festival de Salsa al Parque, que reúne a más de 25.000 personas en la Plaza de Bolívar, por lo cual es indispensable cumplir los requisitos para el buen desarrollo del evento y la seguridad de todos los asistentes. Como consecuencia, con el propósito de garantizar la seguridad de los asistentes y de los mismos ocupantes de la Plaza de Bolívar que aún permanecían en el lugar, la Administración tomó la decisión de finalizar el desmonte del campamento que se inició el día de ayer de forma voluntaria”.

Aunque la historia de algunos de los voceros del campamento era otra. Ellos aseguraron que algunos salían voluntariamente y que otros se quedaban en la plaza, la carta la compartieron en su cuenta de Facebook en donde también dejaron claro que no se había llegado a un acuerdo con la alcaldía. Además, en los videos compartidos en su cuenta se ve cómo agreden física y verbalmente a quienes aún acampaban.

Para muchos el uso de la policía antidisturbios fue excesiva si de tiempos de paz se trata. El alcalde Enrique Peñalosa, quien también se pronunció por medio de un comunicado, comentó que “el desmonte del campamento se hizo gracias a la intervención de los gestores de convivencia. En ningún momento hubo abusos de fuerza por parte de la Policía Metropolitana de Bogotá, ni tampoco hay personas heridas. Y así lo ratificó la Personería Distrital que estuvo presente allí. Sigo convencido de que solo la unión pemitirá que salgamos adelante en nuestro propósito de alcanzar la paz con pequeños y grandes actos”.

Asimismo, añadió que “como Alcalde de la ciudad debo garantizar la seguridad de todos los ciudadanos, no solo la de un grupo. La permanencia de carpas, vallas y todo tipo de elementos en un espacio público como este, en medio de eventos de aglomeraciones de alta complejidad, se convierte en un riesgo para la seguridad de todos. La Constitución y las leyes, además, me obligan a que no exista una ocupación permanente del espacio público y se debe cumplir para todos los ciudadanos”.

Las reacciones

No todos quedaron contentos con la respuesta y accionar de la administración distrital. Twitter fue la red social que más se movió con el tema. La ministra de Trabajo, Clara López; el ministro para el posconflicto, Rafael Pardo; Antonio Navarro Wolf, senador de la Alianza Verde; e incluso Ángela Robledo, representante a la Cámara por Bogotá, rechazaron los actos ocurridos el sábado en la madrugada en la Plaza de Bolívar.

“Rechazo de manera categórica las acciones arbitrarias de Enrique Peñalosa y que atentaron contra la vida y la integridad de jóvenes y demás personas que acampan en la Plaza de Bolívar en apoyo al proceso de paz que avanza en Colombia. Peñalosa debe explicarle a los ciudadanos qué fue lo que pasó exactamente esta madrugada y por qué eligió ese momento para arremeter de manera violenta contra jóvenes pacifistas”, dijo la congresista de la Alianza Verde.

Si bien es cierto que se había logrado un nuevo acuerdo por lo cual el campamento se levantaría, varios sectores aún no entienden por qué enviaron el Esmad a las 3:00 a.m., por qué dicen que llegaron a una solución cuando voceros del campamento aseguran lo contrario y por qué no se respetó la decisión de muchas personas de quedarse en la Plaza de Bolívar. El único hecho claro es que el campamento por la paz terminó de la peor forma en la que se podría terminar una protesta pacífica: con violencia.


“Como Alcalde de la ciudad debo garantizar la seguridad de todos los ciudadanos, no solo la de un grupo. La permanencia de carpas, vallas y todo tipo de elementos en un espacio público como este, en medio de eventos de aglomeraciones de alta complejidad, se convierte en un riesgo para la seguridad de todos. La Constitución y las leyes, además, me obligan a que no exista una ocupación permanente del espacio público y se debe cumplir para todos los ciudadanos”: Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá.


3:00 a.m.

La hora en la que inició el enfrentamiento entre los participantes del campamento por la paz y el Esmad.


Este fue uno de los videos que compartieron en el Facebook del Campamento por la Paz:

 

 


El alcalde Enrique Peñalosa ‘retuiteó’ el trino de la Personería de Bogotá, que también estuvio en medio de la polémica porque al parecer se presentó en la Plaza de Bolívar dos horas después, en el que aseguraron que apoyaron en todo momento a los integrantes del campamento:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo