El carro guardado o andando, pero nunca mal parqueado

Estacionarse en lugares prohibidos es uno de los problemas más graves en la capital del país y los bogotanos ya se acostumbraron a ese panorama.

Por Pamela López

Los bogotanos nos acostumbramos a no tener espacio en los andenes para caminar, los trancones insufribles ya hacen parte de nuestra rutina, así como nos aguantamos la intolerancia del que maneja y del peatón, pero, sin ser peor que las demás, aprendimos a convivir con los mal parqueados.

De cierto modo, y si usted también tiene carro, ha hecho parte de la lista de infractores, de los que se parquea en donde hay una señal de tránsito lo bastante clara e identificable que prohíbe parquearse, o es de los que usa la excusa de “es por un momento mientras hago la vuelta, además el parqueadero está muy lejos o es muy caro”.

Y si bien es cierto que Bogotá es una capital en constante movimiento, los mal parqueados la taponan. Así que hice un ejercicio, seguro si usted se toma cinco minutos de su día también se va a dar cuenta, y empecé a observar las calles y avenidas principales detenidamente y me encontré con que parquear en lugares prohibidos hace parte de nuestro adn de ciudad, porque es tan normal para todos que   un carro o moto se ubique en un lugar indebido que nadie le dice nada.

Seguro pensará que esto es trabajo de la Policía de Tránsito, yo pensaba igual hasta que me di cuenta de dos cosas: la primera es que tránsito no hará nada lo suficientemente impactante para controlar este problema y, segundo, este es un tema de convivencia. Y, acaso, ¿no son esos mismos bogotanos los que reclaman campañas de cultura ciudadana?.

Cultura ciudadana, querido bogotano, también es ponerse la diez y contribuir a que nuestra capital, con todo y su caos, sea más vivible. Tan solo en cuatro meses de este año han impuesto 4855 comparendos y se inmovilizaron 1532 carros, pero la cifra debería ser menor y los operativos que adelanta el Distrito ni siquiera deberían ser necesarios.

En el norte de la ciudad, por ejemplo, parquear frente a un banco y sobre una vía principal es un ritual. En mi barrio hay carros matera y nadie hace nada, prefieren guardar silencio para evitarse un problema y aguantarse no poder transitar en una calle libre.   Por la calle 72, la famosa Avenida Chile, es un caos a cualquier hora del día porque hay por lo menos unos 20 carros y motos mal parqueados, obstruyendo el paso de otros vehículos y el paradero de los buses de transporte público.

Publimetro Colombia

Foto:

19

Zonas han sido intervenidas con las operaciones que adelanta el Distrito en Bogotá.

$344.700.

El el valor del comparendo por parquear en lugares prohibidos

Como parte de mi ejercicio, y para no engrosar la lista de los indiferentes a esta situación, me acerqué a uno de los mal parqueados y le pregunté dos cosas: ¿por qué parqueaba en una vía principal? y si sabía ¿cuánto le cuesta la multa por la infracción y los demás gastos que acarrea?. A la segunda fue claro y dijo que no, y a la primera pregunta dijo que “por esta zona no hay parqueaderos, ni modo”.

No hay modo de exigir una ciudad mejor si se dan esas respuestas y comportamientos, lo cierto es que la Secretaría de Movilidad y Tránsito continuarán con los operativos para poner en cintura a los mal parqueados. A la fecha se han hecho operativos de control en 19 zonas de Bogotá  entre las que están la Zona G, Usaquén, el Parque de la 93, Outlets de las Américas, Modelia, Galerías y la Zona T, entre otras.

Esto hace parte de la Operación Sábado que lanzó el Distrito con el fin, entre otros, de recuperar el espacio público y un poco de la movilidad de la ciudad. Esos mismos que no se pueden disfrutar desde hace años.

PUB/LP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo