Biciusuarios, expuestos a la baja calidad del aire en Bogotá

Según un estudio de la Universidad EAN, los ciclistas se encuentran expuestos a niveles de contaminación que superan ampliamente los valores considerados por la OMS como perjudiciales para la salud de las personas

Por publimetro/PL
“Los ciclistas se encuentran instantáneamente expuestos a valores considerables de material particulado fino y hollín, como producto de la combustión de los vehículos que usan diesel como combustible”. Estudio de la Universidad EAN.

Andrea es fiel usuaria de la bicicleta y sabe que vive en una ciudad pionera en incentivar su uso. Sin embargo, hay algo que no la tiene muy contenta y es lo que muchas veces la pone a dudar cada vez que sale a rodar por la ciclorruta de la carrera 19 con calle 134.

Lo que le pasó a Andrea también le puede pasar a cualquier bogotano. Ella diariamente usaba su cicla, el horario de trabajo se lo permitía y podía salir muy temprano, con los audífonos bien puestos y un buen par de tenis, para llegar en tan solo 20 minutos a su oficina. En bus se demora una hora y cuarto.

Sin embargo, todo empezó con una tos de esas que no dejan dormir, de las que cuando sus amigos la escuchan le dicen “tiene tos de perro” y eso fue algo que le preocupó porque llevaba dos semanas así. Andrea, sin darle más vueltas al asunto, fue al médico y se encontró con que sus pulmones se vieron afectados por la calidad del aire en Bogotá.

En otras palabras la contaminación tenía al borde del colapso a sus pulmones y después de usar la bicicleta diariamente, pasó a usar inhalador y a malgastar, según ella, casi hora y media en un bus para llegar a su trabajo.

Andrea y su médico no están equivocados, según un estudio de la Universidad EAN, asegura que sí bien la bicicleta se ha convertido en una opción perfecta para una parte de los bogotanos, ellos se enfrentan a un factor silencioso que afecta su salud: la calidad del aire. La investigación, que se desarrolló en dos años y que durante 2015, y en conjunto con el joven investigador Julián Felipe Segura, egresado de esta institución, midió el impacto del tráfico vehicular en los niveles de concentración de las partículas contaminantes a los que están expuestos los ciclistas en las principales ciclorrutas y calles de la capital.

Como lo dijimos en una nota anterior la calidad del aire en Bogotá es malo, tanto así que según la Organización Mundial de la Salud, en el informe que presentó sobre el estado actual de la contaminación en varias ciudades del mundo, asegúro que los “países en desarrollo viven en un entorno con polución atmosférica excesiva, lo que representa un grave riesgo para estos”. La capital del país se encuentra entre ellas.

El estudio de la EAN también evidencia que “los ciclistas se encuentran instantáneamente expuestos a valores considerables de material particulado fino y hollín, como producto de la combustión de los vehículos que usan diesel como combustible.  Los niveles a los que son expuestos los ciclistas estuvieron en un rango entre los 70 y 135 µg/m3 para los días entre semana, y entre los 28 y 70 µg/m3 para un día de fin de semana. Esto significa que los ciclistas se encuentran expuestos a valores instantáneos de concentración que superan ampliamente los valores considerados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como perjudiciales para la salud de las personas”, agregó.

Aunque Andrea no ha dejado de usar la cicla, ahora prefiere hacerlo en una cicloruta lejos de las avenidas o salir los domingos y ‘pegarse la rodadita’. Para ella es imposible pensar salir nuevamente, como lo hacía cada mañana por la carrera 19 con calle 134, en su bicicleta y dirigirse al trabajo como lo hacía todos los días.

En realidad este es uno de los temas que más afecta a los biciusuarios, según la investigación señalada la presencia de tráfico vehicular y su cercanía con las ciclorrutas tiene un impacto directo en los niveles de contaminación encontrados.

PUBLIMETRO tuvo la oportunidad de hablar con el Secretario de Ambiente de Bogotá, Francisco Cruz, sobre este tema y él aseguró que a quienes contaminen el aire se pondrá mano dura y seguirán las inspecciones a las empresas que no cumplan la ley con la emisiones. Sin embargo, los capitalinos están sujetos a dos días sin carro en promedio al año, en los que las emisiones de CO2 bajan considerablemente, y a que se realicen algunos sellamientos. Sin embargo, no son claros los planes para reducir en realidad la contaminación del aire.

Finalmente, José Alejandro Martínez, docente asociado e investigador del Instituto para el Emprendimiento Sostenible de la Universidad EAN, comentó que “este estudio pretende sensibilizar a los actores claves de la movilidad sobre el equilibrio que debe existir entre las variables económicas, ambientales y sociales a la hora de pensar en los medios alternativos de transporte”, expresó.

PUB/PL

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo