Conozca las 6 ventajas del metro subterráneo

Por Publimetro

En el marco del Foro Pensar en público sobre el Metro de Bogotá, organizado por la Universidad Javeriana de Bogotá, el Ingeniero William Camargo, Director del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) dio a conocer los beneficios del proyecto del Metro subterráneo en Bogotá.

El metro subterráneo pretende construir una red de 99,985 Km subterránea en la mayoría del trazado y superficial en las vías existentes del ferrocarril, contará  con 4 líneas y 113 estaciones. El metro funcionará por tiempo indefinido, sin embargo se prevé una vida útil de mínimo 150 años.

La primera Línea del Metro de Bogotá pretende tener 50 tramos, ser 100% eléctrico, totalmente subterráneo y tener una longitud de 27 km.

Camargo enumera 6 ventajas del metro elevado, entre ellas:

1. Libera el espacio en la superficie: Sumado a esto, no habría contaminación visual ni auditiva, como la que tendría una línea elevada.

2. Mejora las condiciones de vida: Se verán beneficiados los entornos sociales en la calidad de vida de los ciudadanos.

3. Justifica el ahorro de tiempo y dinero: Al ser cortos los viajes habrá un menor consumo de energía. Esto maximizará la seguridad y minimizará los impactos ambientales.

4. Opacidad: Una estructura subterránea solo será visible en el punto donde se conecta con la superficie. La estructura subterránea crea una contención que protege la superficie de riesgos y alteraciones.

5. Menor adquisición predial: El metro subterráneo requiere menos espacio de predio que el de una línea elevada.

6. Menos costos sociales: Asociados al arraigo y tejido social. Los territorios aledaños a la línea entre la estación del Portal Américas y el Rosario presentan importantes niveles de identidad territorial, organización comunitaria y arraigo.

El ingeniero, hizo un paralelo entre el metro subterráneo y el elevado, mencionando algunas ventajas y desventajas, estas son algunas ventajas del segundo: menores costos económicos que no se han comprobado, menor tiempo de construcción y por ende mayor impacto en la movilidad; y entre las desventajas, el deterioro ambiental permanente, impacto negativo visual y auditivo, barreras visuales y fragmentación del territorio y depreciación en el valor de los predios alrededor.

El metro elevado, genera entonces mayores impactos sociales en superficie como aumento de conflictos de tráfico, interrupción de servicios públicos, contaminación auditiva y de partículas, disminución de ventas al sector comercial, aumento de inseguridad, entre otros. Además, durante la construcción las estaciones y viaductos estarán congestionados, por lo que la movilidad será más traumática para los bogotanos.

Camargo, mostró su preocupación frente a uno de los aspectos más difíciles al implementar estructuras subterráneas y es convencer a los diseñadores urbanos, políticos, tomadores de decisiones acerca de sus necesidades y beneficios.

En conclusión, para una buena elección del metro se deben tener en cuenta algunos factores como: impacto territorial y urbano, impacto sobre la demanda, impacto sobre la oferta de transporte, impacto ambiental, impacto socio-económico y cultural e impacto financiero.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo