Instalan placa de Sergio Urrego en el colegio donde estudió

Por PUBLIMETRO

Sergio Urrego, el estudiante del colegio Gimnasio Castillo Campestre, antes de tomar la fatal decisión de quitarse la vida manifestó en uno de sus últimos mensajes el deseo de que su muerte representara un gran suceso y que este tuviera trascendencia para cambiar la dura realidad de los jóvenes que han sido víctimas de discriminación por su orientación sexual, al igual que él lo fue. Ha transcurrido un año y tres meses, después de que Urrego se lanzara al vacío desde la terraza del centro comercial Titán Plaza, donde se despidió del mundo y donde su gran anhelo empezó a nacer.

La Corte Constitucional declaró una sentencia que amparó los derechos a la intimidad, el buen nombre, la igualdad, la no discriminación, el libre desarrollo de la personalidad, la educación y el debido proceso de este joven, el 3 de agosto de este año. Los magistrados expresaron que “Urrego fue sometido a un proceso disciplinario irregular, que constituyó una forma de acoso escolar que pudo haber incidido en la decisión que tomó de acabar su vida”.

Además, los magistrados también dieron la orden al colegio Gimnasio Castillo Campestre de realizar un acto formal en el que reconocieran “las virtudes de Sergio, su legado y el respeto que se le debía brindar a su proyecto de vida”. Los directivos del colegio tendrán que reconocer que en el espacio estudiantil se debía respetar la orientación sexual que el estudiante asumió.

Tal como lo decretó la sentencia, el cumplimiento de este acto se dará hoy, a partir de las 11:00 de la mañana donde se realizará el grado final y en su memoria se ubicará una placa con el siguiente mensaje: “Una educación ética es el único mecanismo para obtener la perfección, destino último de los ciudadanos. La misma sólo es posible si enseñamos en la diferencia, la pluralidad y el imperativo absoluto de respetar a los demás. En memoria de Sergio David Urrego, 1997-2014”.

Este “es un acto que, para la familia, restablece un poco la memoria de Sergio frente al maltrato y la discriminación que sufrió, y va mucho más allá porque significa un ejemplo y un precedente de lo que no debe suceder en ningún colegio”, manifestó Alba Reyes, mamá de Sergio.

La directora de Colombia Diversa Marcela Sánchez, manifiesta que este acto es muy positivo, ya que además de reconocerse la discriminación se abre un espacio educativo en el que se trata abiertamente el tema de diversidad y respeto por esta, “también genera un reto sobre lo que tenemos que hacer para que estos casos no se repitan y, en el fondo, tiene que ponernos a pensar”.

La Corte Constitucional ordenó al Gobierno Nacional y sobre todo al Ministerio de educación implementar de manera efectiva la política de convivencia escolar, reconociendo un grave error en la estructura del sistema de protección para los estudiantes. Además en el plazo de un año se revisarán los manuales de convivencia de los colegios del país para garantizar el respeto por la orientación sexual y la identidad de género de los estudiantes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo