Análisis: ¿por qué ganó Peñalosa y perdió la izquierda?

Tras las elecciones regionales de este domingo en el país, el vicepresidente Germán Vargas Lleras fue el gran ganador, ya que su partido Cambio Radical, triunfó en cinco de los 32 departamentos del país y en cinco capitales regionales con un candidato propio y seis con alianzas.

Por CAMILA BERNAL ESCORCIA

Tuvo dos grandes éxitos. Uno de ellos fue la victoria de Álex Char por la Alcaldía de Barranquilla, quien ganó la carrera con un contundente 73,06%. Por otro lado, y tal vez el más importante, está la llegada al Palacio Liévano del candidato Enrique Peñalosa, con un 33,10%, que logró derrotar 12 años de gobiernos ininterrumpidos de la izquierda en la capital del país.

 

Para Ariel Ávila, analista y e investigador de la Fundación Paz y Reconciliación, no hay una respuesta única, pero sí hay cuatro elementos que influyeron. “Lo primero es que hay un desgaste normal, es muy previsible que pase después de doce años, sea de derecha o de izquierda. Ese desgaste llevó a lo que pasó ayer”, afirmó.

 

En segundo lugar, Ávila considera que se le paso una cuenta de cobro a la izquierda, no porque le haya ido mal al gobierno del actual alcalde Gustavo Petro, sino porque privilegió unas inversiones en educación, integración social, salud, pero dejó a un lado temas importantes como la movilidad y la seguridad. “Le cobraron que no fueran capaces de leer las necesidades de todos los sectores de la ciudad sino de algunos”, aseguró el analista.

 

Lo tercero fueron las divisiones de la izquierda. Clara López, candidata por el Polo Democrático, “solo logró la unidad de la izquierda a último momento, al concejo no hubo unidad, la UP se quemó y Progresistas no se metió a la lista del Polo”, analiza Ávila.

 

Por otra parte, el cuatro y último elemento   se refiere al de la mala imagen creada por Petro, “que no fue capaz de ejecutar algunos recursos, que se dedicó a pelear y eso se lo cobraron”. Asimismo, López, se unió a Progresistas ocasionando que el centro izquierda se desplazara hacia Rafael Pardo, candidato por el Partido Liberal, y que Enrique Peñalosa lograra abarcar el centro derecha, llevándose el triunfo.

 

Juan Fernando Giraldo, docente de la especialización en Marketing Político y Estrategias de Campaña de la Universidad Externado de Colombia, coincide con Ávila en que uno de los elementos clave es el ambiente de rechazo a lo que se venía haciendo en temas de movilidad y seguridad en la ciudad, especialmente.

 

Añadiéndole a ello la aparición de Peñalosa “con una campaña con bastante emoción, una campaña publicitaria muy bien manejada y, en mi opinión, acertada, porque genera un contraste, el cual coincide en que más de lo mismo es oscuridad, es terrible, nos da miedo, y lo que yo propongo es esperanza, que asocia a proyectos, además en las montañas, en el río Bogotá y se apalanca mucho, con mucha fuerza, la percepción que tenemos de que había hecho una buena alcaldía”, cargo que ocupó entre 1998 y 2001.

 

Fue una correcta combinación que le facilitó al candidato del movimiento Equipo por Bogotá, el camino para ganarle a la izquierda.

Loading...
Revisa el siguiente artículo