José Miguel Parra un ferretero de armas tomar

“Es satisfactorio ver que el negocio que por tantos años he construido empieza a dar frutos”

Por Monica Garzón

José Miguel Parra es un hombre emprendedor y sobretodo muy visionario. Desde que sacaba su familia adelante trabajando en una ferretería, cargando bultos de cementos en zorras porque debía atravesar toda la ciudad para llegar a Suba, tenía en la cabeza la idea de ser un empresario, así fuera pequeño.

Y estas ideas se comenzaron a hacer posibles cuando en el año 2002, Parra recibió de CEMEX un voto de confianza cuando le fió sus primeras dos toneladas de cemento. Pero este apoyo no paró ahí, se vinculó a Construrama, un programa desarrollado por la compañía que reúne alrededor de 200 ferreterías en el país, y bajo el cual los ferreteros tradicionales han logrado construir marca, reinventarse y defenderse de las grandes superficies, que amenazaban con acabar el trabajo de sus vidas.

Así que allí el señor Parra pudo implementar en su negocio técnicas modernas de administración, manejo de inventarios, campañas de publicidad, medición de productividad, compras por volumen y exhibición de producto, entre otras cosas que quizás nunca soñó. Tanto así que la visión de su negocio se amplió, se modernizó y logró entusiasmar a la segunda generación de su familia para ser parte de su emprendimiento.

Le puede interesar: Suba alerta a más de 17 mil personas sobre temas ambientales

Le fue tan bien con Construrama en el pueblo El Rosal, que abrió otra sede en Santana 3 en la localidad de Suba. De esta forma, la familia se reparte entre los dos negocios. uno lo administra su hija July Parra, de 21 años y otro lo administra su hijo Cristian Parra, de 26 años.

El de la localidad de Suba entró en operación en noviembre de 2013, un emprendimiento que respondió a la necesidad de seguir con el negocio familiar y de aprovechar el crecimiento que estaba teniendo Cristian con El Rosal. “Ha sido más de un año de grandes esfuerzos, pero los resultados se han reflejado en el crecimiento que ha tenido en temas de aumento en ventas de cemento y pintura, así como otros productos del portafolio” destaca July Parra.

Puede ver: Alexandra Restrepo: el ángel de familias recicladoras en Suba

Desde 2012, cuando José Miguel ingresó al programa, ha logrado aumentar sus ventas, incrementó su planta de personal de 4 a 10 personas y se convirtió en el mayor proveedor de productos a ferreterías en la localidad de Suba y en el pueblo El Rosal.   Además, amplió su portafolio con productos como ladrillos, aceros, cubiertas, perfilería y porcelanatos importados.

Este visionario destaca el apoyo que ha recibido pues gracias a ellos logró hacer sus sueños realidad, gracias a la orientación por parte de profesionales que tienen conocimiento de cómo fortalecer alianzas para el posicionamiento y desarrollo de una empresa.  “Es satisfactorio ver que el negocio que por tantos años he construido, empieza a dar frutos reflejados en temas de rentabilidad, expansión y fidelización por parte de los clientes” señala Parra.

Lea también

¿Qué proponen los candidatos a la alcaldía de Bogotá para mejorar la movilidad?

MÁS DE BOGOTÁ AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo