Joven señalado de violar a la conductora de un SITP vive su propio drama

Los familiares de Alejandro Salamanca, quien fue señalado de haber violado a una conductora del SITP el pasado jueves en la noche, hoy vive una tragedia por culpa de un delito que nunca existió.

Por Publimetro

En la madrugada del viernes 24 de julio, los bogotanos se vieron asombrados con la noticia de que una conductora del SITP había sido violada por dos hombres y una mujer mientras cubría una ruta por el centro de la capital. Las autoridades reaccionaron inmediatamente y pusieron en marcha todos los protocolos que se generan para ese tipo de situaciones.

La mujer entregó detalles de la fisonomía de uno de sus presuntos atacantes. La presunta víctima aseguró que un hombre de unos 20 a 25 años, de contextura delgada, con una cicatriz prominente en el rostro, que usaba un pearcing en la ceja izquierda y tenía un tatuaje en forma de S al lado izquierdo de su cuello.

Esa descripción entregada por la mujer que había sido violada puso en aprietos a Alejandro Salamanca, un joven vendedor de dulces que fue capturado por las autoridades ya que su perfil encajaba perfectamente en el descrito por la supuesta víctima, salvo que él no tenía un tatuaje en forma de s en la parte izquierda de su cuello.

Cadena de comidas rápidas regalará 20 mil hamburguesas entre los bogotanos

Con el pasar de las horas y la presión de los investigadores de la Fiscalía y la Policía, la mujer que supuestamente había sido ultrajada sexualmente confesó y dijo que todo era una mentira elaborada para que la cambiaran de ruta en la empresa que trabaja.

La historia pudo haber terminado en eso y en una investigación contra la conductora por falsa denuncia, pero la realidad es otra. El joven que fue señalado y mostrado ante todo el país como un presunto violador es inocente.

¡Atención! Taxistas convocarían a paro este 29 de julio

Según resalta El Espectador en su página web, Alejandro Salamanca vive un auténtico drama producto de los señalamientos que se dieron en su contra. El medio de comunicación logró hablar con el padre de Alejandro, Jorge Salamanca, quien aseguró que estos últimos días han sido todo un calvario. El angustiado padre comentó en la entrevista concedida a El Espectador que “A Él (Alejandro) lo tuvieron en los calabozos de la Policía Metropolitana de Bogotá, allí lo desnudaron para buscar los supuestos tatuajes que describió la mujer víctima de la violación. Pero mi hijo no tiene tatuajes; él y sus compañeros de viaje fueron señalados injustamente”.

El hombre asegura que tras la falsa denuncia que presentó la mujer para que le cambiaran la ruta en la empresa, su hijo ha recibido amenazas de muerte. Aquí a la casa han venido a dejar panfletos amenazándonos. Nos dicen que nuestro hijo es un violador y que la conductora del SITP fue obligada a cambiar la versión de los hechos (…) pero lo que están haciendo con mi hijo es una injusticia. ¿Ahora quién nos asegura que a mi hijo no le va a pasar nada?” señala otro de los apartados de la entrevista.

MÁS DE BOGOTÁ AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo