CAI móviles en Kennedy son usados como cárceles provisionales

A las afueras de la URI de esa localidad los capturados pasan la noche en vehículos de la Policía. Los vecinos se quejan por la falta de salubridad.

Por Publimetro Colombia
Dato

Hasta la tarde de este martes, 26 personas detenidas aún permanecían en los CAI móviles de la URI de Kennedy.

Dos CAI móviles de la Policía Metropolitana están siendo utilizados por las autoridades como cárceles temporales para los capturados de la localidad de Kennedy. La crisis de hacinamiento de capturados en las Unidades de Reacción Inmediata (URI) de Bogotá persiste y son muchas las personas capturadas que se ven afectadas por este hecho.

Una veeduría de la Policía informó que las condiciones en las que los detenidos tienen que pasar días mientras se soluciona su situación jurídica es lamentable, pues en un espacio que no es el adecuado para ese propósito tienen que permanecer entre 20 y 30 personas.

La nueva ‘metida de pata’ de Petro en redes sociales

La Personería Distrital también se pronunció frente a la situación de hacinamiento en la que permanecen los detenidos de la localidad. “A las 2:00 p.m. puede que en uno de estos buses usado como cárcel temporal hayan 25 personas, pero a las 5:00 p.m. esa cifra puede crecer a 50. Pese a que esa situación es temporal, es evidente que la situación a la que están expuestas estas personas viola los derechos humanos”, aseguró Danilo Vega, personero Auxiliar de Bogotá.

Otra de las problemáticas que ocasiona el hacinamiento de las personas capturadas es que el pie de fuerza de la Policía de esa localidad se disminuye, dado que 20 policías deben estar a cargo de la custodia de los presos en tres turnos, lo que representa un total de 60 uniformados que no están en las calles haciendo labores de seguridad y vigilancia.

Tasa de desempleo en mayo fue la más baja de los últimos 15 años

El veedor de la Policía Armando Vergara manifestó que la responsabilidad del hacinamiento es de la Fiscalía al no disponer de otras medidas para los capturados, algunos incluso ya imputados, y delegar a la Policía su vigilancia permanente para que no se fuguen.

Vecinos del sector también manifiestan molestias

Los vecinos se quejan de que los malos olores y la basura son el pan de cada día en los alrededores ya que los capturados esposados a estructuras metálicas, sin instalaciones sanitarias a su disposición y con cobijas sucias, pasan allí la noche.

MÁS DE BOGOTÁ ACÁ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo