Esta mujer es toda una "mamá" protectora del humedal de Techo en Bogotá

Por PUBLIMETRO

Luz Mary García tiene un amor profundo por los temas ambientales lo cual la llevó, por cerca de 14 años, a desarrollar programas para la protección y conservación del humedal de Techo. Sin embargo hace cuatro años, García se tuvo que retirar de la gestión del humedal con algo de reserva por diferencias con otros agentes interesados en Techo. 

“Todo lo que hice fue con amor, porque me enamoré de ese humedal desde la primera vez que lo vi”, recuerda con nostalgia García, mientras cuenta que llegó a la localidad tras adquirir un lote donde no podía construir, pues estaba en medio del humedal.

Después de llorar con frustración, Luz Mary decidió, con libreta en mano, averiguar todo sobre los propietarios de otros lotes allí, así como de los interesados en los predios adyacentes del humedal y con ayuda de su ya fallecido esposo logró crear la Corporación Lagos de Castilla.

Y con la misma dedicación, reconstruyó la historia de Techo, que comenzó siendo una hacienda de cerca de 11 hectáreas y ahora, debido a los constructores piratas solo consta de 3 y es uno de los humedales más pequeños de la ciudad.

Esta mujer de 58 años y un título de bachillerato recien obtenido, este domingo 17 de mayo, se considera “la mamá del humedal de Techo”, pues también ha sido la protagonista de proyectos como una Escuela de Vigías Ambientales, donde se educaron estudiantes de diferentes colegios de la localidad en temas referentes a la protección ambiental y las especies existentes en el humedal. Participó en el proyecto ordenamiento de la cuenca del Río Fucha, impulsó una acción popular para la recuperación de la reserva y presentó el proyecto de Aulas ambientales para los humedales.

“También contribuimos con el conocimiento, recibiendo cinco estudiantes para que realizaran sus tesis de grado. Además, un grupo de investigación de la Universidad Nacional vino a recolectar muestras de plantas para ayudar a su identificación y posterior conservación”, resalta García.

Sin embargo, admite con tristeza que todo el trabajo que hizo con la Corporación en defensa de la reserva natural, tuvo sus obstáculos y finalmente solo una persona quedó encargada de la gestión de dicho terreno que es considerado Patrimonio Distrital.

Y aunque no le gusta ahondar en el tema, García fue amenazada por no ir de la mano con diferentes actores que volvieron “un mercado persa” proyectos como la acción popular. 

“Quisiera que las diferencias se acabaran por el beneficio de niños y  jóvenes de la localidad y la educación ambiental”, reconoce la líder.

Ahora, aunque alejada de su más preciado amigo, el humedal de Techo, García sigue moviéndose por varios proyectos ambientales enfocados en la ecoeducación de jóvenes y niños. “Hicimos una alianza con la Fundación Monterrey y estamos presentando una propuesta relacionada con las huertas urbanas y el reciclaje”, explica.  

 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo