‘Radioloco’, el ‘roba cámaras’ colombiano

Personaje. Hace 27 años empezó en Jhon Frady Gómez el deseo imparable de salir en televisión y en las páginas de los diarios

Por Publimetro Colombia

POR PAOLA ROJAS CAMACHO / [email protected] @nermal0504

¿Quién en Bogotá no ha visto por lo menos una vez en su vida al ‘hombre de la banderita’? ¿Quién no ha llegado a preguntarse cómo es que logra colarse en todos los eventos importantes que ocurren en la capital?

Pues la respuesta está aquí. Jhon Frady Gómez es el ‘robacá-maras’ colombiano y PUBLIMETRO habló con él para saber un poco más de su particular estilo de vida.

Siempre con un radio sujetado al cuello de la camisa y un periódico debajo del brazo, sale todos los días de su casa este humilde hombre de 42 años de edad, a quien la ‘obsesión’ por las noticias lo ha llevado a desarrollar tal ‘olfato’ periodístico, que no necesita fuentes ni altos contactos para ubicar dónde hay un gran suceso.

A ‘Radioloco’, como ya es conocido en el centro de la ciudad, en especial por los alrededores de la Plaza de Bolívar, no se le escapa una cámara de televisión, ni el lente de un fotógrafo. Tan odiado, como querido por muchos, Jhon Frady ‘caza’ sus noticias con ayuda de la radio, la misma que escucha cada mañana desde las 4:00 de la madrugada.

“A mí me gusta ir a los sitios donde ocurren cosas importantes, porque mi ilusión es llegar a ser famoso”, dice ‘Radioloco’con una risa tímida y por momentos ingenua.

El gusto por figurar y querer salir en cuanto registro hay, data desde su infancia, cuando por problemas de concentración, dice él, tuvo que abandonar el estudio y decidió ser famoso, “cueste lo que cueste”.

Jhon Frady hizo únicamente la primaria. De ahí en adelante arrancó una carrera por ganar reconocimiento. “Mi sueño es entrar al mundo de la televisión, por lo menos como mesero en una novela o un extra”, afirma.

A los 15 años fue su primera aparición ante cámaras. Lo hizo en el magazín ‘Ellas y Ellos’, donde habló por casi tres minutos de su vida. “Fue algo muy bonito, porque pude decir que quería ser muy, muy famoso”, dice.

No hay día que deje de perseguir su sueño, el mismo que está seguro de estar a punto de alcanzar: “Yo le digo a mis papás que se sientan orgullosos de su hijo. Mire, ya salgo en televisión y en muchos periódicos”.

Su ‘amplia experiencia’ en el mundo noticioso lo ha llevado a detectar que muchos de los principales hechos en la capital se desarrollan en el centro, por lo que allí llega desde las 5:30 a.m. Su ‘centro de operación’, como lo llama, es la esquina de la Carrera Séptima con Calle 13; de inmediato, mientras las noticias le arrojan su ruta, empieza a trabajar como ‘mandadero’ de los vendedores ambulantes del sector.

“Yo les compro lo que necesiten y les hago mandados. Así me gano unos pesos y puedo costear lo de mis pasajes para poderme movilizar”, indica.

No importa hasta donde tenga que ir. Lo cierto es que “si hay noticia, allí se debe estar”. Por esta razón es fácil verlo desde en protestas en la Plaza de Bolívar, hasta en revueltas de TrasMilenio en cualquiera de sus puntos de operación.

La idea de usar una bandera de Colombia pegada en su gorra surgió hace 20 años, motivado por “no ser uno más del montón”.

Claro está que mientras para unos es divertido lo que hace, muchos otros le huyen. Esto ocurre en especial con muchos camarógrafos y fotógrafos, quienes sienten que en ocasiones les sabotea su trabajo. ‘Radioloco’ recuerda que muchas veces ha tenido problemas con ellos, y que incluso han recurrido a la Policía para que impidan que se les atraviese en sus tomas: “Yo ya me cuido de algunos de ellos, porque no les gusta lo que hago y me mandan a sacar”.

Cerca de 27 años corriendo detrás de los medios de comunicación le han permitido incluso acercarse más de lo normal a destacados personajes de la vida pública. De ello dan cuenta sus álbumes de fotos, en lo que aparece en compañía de alcaldes y funcionarios de alto gobierno. (Ver fotos)

En la mente de Jhon Frady no hay fechas, ni tiempo determinado. Cuando piensa en su futuro, lo que único que viene a su mente es la imagen de “un hombre guapo, firmando autógrafos y siendo perseguido por cientos de fans que admiran su talento”, afirma con humor y algo de nostalgia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo