¿Qué lecciones nos deja la Marcha por la Paz?

Por Juan Manuel Reyes / Publimetro

La Marcha por la Paz que promovió la Alcaldía Mayor de Bogotá este jueves buscó unir a todos los habitantes de la ciudad en el recuerdo a las víctimas del conflicto armado y en apoyo al proceso de paz que el gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc llevan a cabo en La Habana. Pero la percepción de la manifestación fue diferente desde adentro de la misma.

PUBLIMETRO estuvo entre los más de 40 mil manifestantes que se reunieron en el Centro de Memoria Histórica desde primeras horas de la mañana, y recogió cinco lecciones que deja esta manifestación, las cuales deben ser tenidas en cuenta para buscar finalmente la paz y la reconciliación.

Es posible unirnos alrededor de la paz

Suena a verdad de Perogrullo, pero eso debe tenerse en cuenta. El ver en la misma calle marchando a militares retirados, víctimas del conflicto y miembros desmovilizados de grupos al margen de la ley es una señal de que la reconciliación es posible, pero debe venir desde adentro. Los militares, desmovilizados y víctimas presentes hicieron el ejercicio de suprimir sus rencores. ¿Por qué nosotros, como ciudadanos, no podríamos?

  Los bogotanos “de a pie” no se manifestaron de forma masiva

La organización que demostró la marcha fue bastante notoria. Por todo lado se veían banderas blancas de organizaciones políticas como la Marcha Patriótica, así como cantos coordinados y comparsas de sindicatos, grupos estudiantiles de colegios y universidades públicos, y de entidades oficiales, tanto del orden nacional como del distrito.

Esto debe verse más por lo que no dice que por lo que dice. ¿Salieron a marchar los bogotanos, o grupos organizados que querían utilizar la oportunidad para pedir por sus intenciones particulares? Esa duda queda patente al ver una marcha con una organización bastante rígida, más propia de los desfiles del Primero de Mayo que de una manifestación realmente masiva en apoyo a la paz.

Hay que oír a todos para conseguir una paz duradera

El conflicto armado en Colombia cumple 67 años, si se mide según la vara de una violencia continuada que se origina con la muerte de Jorge Eliécer Gaitán y el Bogotazo. En esos 67 años se ha acumulado un sinfín de exigencias que los sucesivos gobiernos y grupos no han cumplido. Fenómenos como el paramilitarismo nacen de ese incumplimiento.

Para poder asegurar que la paz que se consiga en La Habana sea duradera, se debe tener en cuenta las sugerencias que todos los grupos, desde el Centro Democrático hasta la Marcha Patriótica, tengan, y buscar así un consenso político alrededor de los acuerdos. Las exigencias expresadas por los grupos que se manifestaron hoy deben ser consideradas, por lo menos, en estas negociaciones: muchas son cercanas a las posiciones de las Farc.

Una marcha no es un apoyo irrestricto

Se estima que unas 50 mil personas participaron en total de la manifestación. Aunque se puede decir que la marcha fue exitosa, esta convocatoria palidece ante los 9 millones de habitantes de Bogotá. Es cierto que fue un día laboral y que miles de personas que hubieran querido marchar no lo hicieron por estar en sus sitios de trabajo, pero esto no es excusa para asegurar que Bogotá apoya irrestrictamente la paz.

LEA TAMBIÉN:

EN VIVO: 40 mil personas marchan por las víctimas en la calle 26

La funcionaria de la Alcaldía que se coló en TransMilenio

Convocan jornada contra los colados de TransMilenio

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo