Inseguridad, drogadicción y plagas de roedores habitan en el Cementerio Central

Inseguridad, descuido y deterioro son algunos de los males que aquejan al Cementerio Central de Bogotá.

Por Hernán Moreno / Publimetro

El Cementerio Central de Bogotá es uno de los lugares más icónicos de la capital. Allí reposan los restos de muchos de los grandes personajes que enmarcaron la historia contemporanea de Colombia. Nombres como el de Luis Carlos Galán, Francisco de Paula Santander y Gustavo Rojas Pinilla ocupan un espacio en este importante camposanto.

En sus 200 años de historia pasó de ser el límite norte de Bogotá a ser uno de los lugares de referencia para el centro de la capital. Durante muchos años el cementerio ha sido lugar de peregrinaje de cientos de fieles que encuentran en este lugar un sitio ideal para conectarse con el más allá.

Desde los años cuarenta y mediados de los cincuenta, cuando Bogotá comenzó a expandirse en todas las direcciones, el Cementerio Central ha sido testigo silencioso de los más importantes cambios en la ciudad, desde la construcción de la calle 26 en el Gobierno del general Gustavo Rojas Pinilla, hasta la llegada del sistema de transporte masivo, TransMilenio.

Hoy en día, la historia de este importante cementerio es muy diferente: tumbas en ruinas, inseguridad, drogadicción, roedores y muchas otras plagas azotan al lugar de descanso eterno de cientos de capitalinos.

Don José López, uno de los pocos que cuida semana a semana del mausoleo que le ha pertenecido a su familia por más de 80 años, cuenta que “es muy triste ver cómo ha cambiado el cementerio, ahora se ven muchos jóvenes que entran solo a fumar vicio y a esperar para poder robar a los que vienen a visitar”.

Mientras barre la entrada del panteón, don José nos cuenta que su familia fue una de las primeras en adquirir un terreno dentro del camposanto y que es una tradición cuidar de él. “Yo vengo dos o tres veces a la semana a limpiar este sepulcro en el que están los restos de toda mi familia, la más reciente huésped es mi esposa, para mí es muy importante cuidar de este lugar porque acá está un legado”.

Doña Edith García, otra de las fieles que acude con frecuencia al cementerio de la calle 26 con carrera 24, cuenta que es muy devota a Don Leo Kopp, de quién asegura es un santo muy milagroso. “Yo vengo los lunes para cumplir una penitencia, pero siempre vengo temprano pues la inseguridad que impera acá es terrible. Hay que estar muy pendiente porque los ladrones etán al acecho”.

Erik Campos, un joven estudiante que acudió al Cementerio Central para encontrar pistas del pasado colombiano, comenta que es lamentable que muchas de las tumbas estén a punto de caerse. “He recorrido gran parte del cementerio y puedo asegurar que, si bien hay zonas que han sido remodeladas y restauradas, muchas otras están a punto de venirse al suelo, uno pasa por el mausoleo de la Policía Nacional y se da cuenta que no falta nada para caerse. En la entrada del cementerio por la calle 26 hay varias tumbas que tienen recubrimiento con polisombra porque su estado es lamentable. Como ciudadano quisiera hacerle un llamado a la administración distrital para que se ponga alerta con esta problemática”.

¿Qué hacen las autoridades para controlar estas problemáticas?

Publimetro consultó al Subdirector de Servicios Funerarios y Alumbrado Público de Bogotá, Iván Martín Ponce, sobre los problemas que se presentan en el Cementerio Central y él aseguró que

Publimetro: Los fieles que asisten al cementerio aseguran que los ladrones lo frecuentan, ¿qué se está haciendo para prevenir los hurtos dentro del camposanto?

Iván Martín Ponce: Aunque contamos con seguridad en los cementerios de propiedad del Distrito no podemos realizar un control policial porque no son nuestras competencias, por la ubicación del Cementerio Central el cuál se encuentra cerca a la zona de tolerancia, tenemos visitas no deseadas las cuales van a realizar fechorías en él. La UAESP, en cabeza de la Gestión Social, ha puesto en conocimiento a las autoridades competentes y se ha trabajado desde la parte social desde las mesas de seguridad, que han mitigado la problemática gracias a la colaboración de la Alcaldía Local de Mártires y la Policía Metropolitana.

PM: Los adictos a las drogas también usan el cementerio como un lugar de consumo y expendio ¿qué se hace para controlar esta problemática?

I.M.P: No tenemos conocimientos de venta de estas sustancias  en el Cementerio. La empresa que presta la seguridad dentro del cementerio ha realizado inteligencia para verificar los mismos y no se ha evidenciado tal acción. En cabeza de la UAESP se han realizado operativos interinstitucionales con Policía, Secretaria de Gobierno y la Alcaldía Local de Mártires en los se logró la captura de personas que eran requeridas por la justicia y también la aprehensión de menores de edad quienes se encontraron consumiendo droga dentro del cementerio; estos operativos nos permiten controlar a las personas que llegan a consumir ya que no podemos evitar la entrada al personal por ser un lugar público.

PM: Las personas que visitan el cementerio cuentan que los roedores también son una plaga ¿cómo se podría controlar este tema?

I.M.P: El operador de los Cementerios tiene un protocolo ambiental, uno de sus componentes es la realización  de fumigaciones semanales las cuales controlan la proliferación de vectores dentro del cementerio como las ratas, también se utilizan trampas,  estos animales no son producto de las actividades que se realizan en el cementerio, estas llegan desde afuera del camposanto.

Lea también:

Se robaron mil millones de pesos de un camión blindado

Manu Chao se presentará en Bogotá un día después de Estéreo Picnic

Barrio de Engativá quiere que IDU pague precio justo por sus casas

MÁS BOGOTÁ AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo