Los 5 salvavidas del Distrito para el SITP

Se busca que los bogotanos adopten el sistema lo antes posible y se pueda aumentar la demanda.

Por PUBLIMETRO

El Sistema Integrado de Transporte Público está en crisis financiera y operacional. Lo demuestran la baja demanda que deja un hueco de cerca de 50.000 millones de pesos mensuales, la banca rota de dos operadores, la crisis de dos más y, por supuesto, que los buses siguen estando vacíos.

Por esto, el Distrito ha emprendido una serie de acciones –y tiene otras en el tintero- para poder salvar el sistema y ponerlo a funcionar como se debe. Desde proponer prestarle plata a los operadores hasta implementar un pico y placa para los buses tradicionales hacen parte de las medidas de la

Administración de Gustavo Petro enfocadas, sobre todo, a que los bogotanos se monten a las rutas azules que, sin duda, es el factor que compone el meollo del asunto.

Estas son cinco de las medidas que viene adelantando el Distrito para salvar de la crisis al SITP.

1. Remplazo de las rutas tradicionales
En las últimas semanas el remplazo de las rutas tradicionales por las rutas urbanas del SITP se ha acelerado. En localidades como Suba, Ciudad Bolívar, Kennedy y Bosa, los buses del Sistema han comenzado a realizar los mismos trayectos que hacen las rutas tradicionales con el fin de que los bogotanos comiencen a conocerlas y a usarlas cada vez con más frecuencia. En otros casos –la mayoría-, los usuarios se ven obligados a tomar las rutas del SITP porque las tradicionales desaparecen.

2. Más rutas
Al tiempo que se han ido remplazando las rutas tradicionales, consecuentemente, se han ido aumentando las rutas del SITP. Sin embargo, concertando con la comunidad, el Distrito ha tratado de poner en funcionamiento más rutas que atiendan las necesidades de la comunidad. En el último mes, por ejemplo, se han implementado ocho rutas que antes no existían.

3. Subsidios
Subsidiar los pasajes de las personas de la tercera edad, en condición de vulnerabilidad y afiliados al sisbén ha sido una de las estrategias más exitosas para montar a los bogotanos en los buses del SITP, pues el pasaje a estas poblaciones les sale más barato, por lo que optan por usar el Sistema sobre otros medios de transporte, incluyendo al mismo TransMilenio y termina aumentando las cifras de demanda de los buses azules.

4. Pico y placa
Este jueves la Alcaldía anunció que desde el próximo miércoles 15 de octubre los buses tradicionales tendrán pico y placa (El decreto que lo permitiría está listo para la firma de Petro). Por supuesto, la idea es que las personas que no pueden usar esos vehículos los días que tengan restricción se monten al SITP y que, finalmente, se decidan por este. Cada día dejarán de circular 1.700 buses tradicionales, con lo que se espera que esa demanda se traslade al Sistema.

5. Préstamo
La apuesta más arriesgada que pretende hacer el Distrito (que aún no se ha aprobado definitivamente) es prestarle a los nueve operadores del SITP una suma cercana a los 300.000 millones de pesos para que, sobre todo, puedan avanzar en la chatarrización de los buses tradicionales, cuya circulación ha sido una de las principales razones por las que los bogotanos no se suben a las rutas del SITP. La premisa es que, entre más rápido salgan estos buses de circulación, más rápido se ocuparán las sillas del SITP. El dinero también ayudaría a solventar los problemas financieros de algunos operadores y se recuperaría cuando el Sistema comience a operar a pleno, descontando el pago de las transferencias que el Distrito debe hacer a los operadores.

Lea también:

21 heridos tras volcarse un bus articulado de TransMilenio

Capturan falso policía que intentó robar extranjero en el aeropuerto

‘Punkeros’ que golpearon a universitario buscarán ser tomados como víctimas

MÁS BOGOTÁ AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo