Agua subterránea: freno al hundimiento de Bogotá

Ambiente. En los últimos años se ha disminuido la explotación de este recurso que, en todo caso, sigue en peligro y causa graves afectaciones a la ciudad.

Por PUBLIMETRO
La cifra
79

concesiones para explotar pozos de agua subterránea tiene permitidas la Secretaría de Ambiente en la actualidad.

Agua más barata
2%

La explotación de los pozos de agua subterránea en la ciudad, así como se hace en otras ciudades del país y el mundo, es hecha sobre todo por el sector industrial y obedece a que el recurso es mucho más barato explotado de esa manera que comprado, por ejemplo, a la Empresa de Acueducto de Bogotá. Los cálculos indican que el metro cúbico de agua subterránea cuesta apenas un 2% de lo que cuesta el metro cúbico para uso industrial suministrado por la EAB.

Bogotá se está hundiendo. En la última década, de hecho, cuatro centímetros por año. Las proyecciones indican que para 2024 se habrá hundido unos 50 centímetros más.

La razón: la explotación de cerca de 6,2 millones metros cúbicos de agua de los pozos subterráneos que yacen bajo la ciudad.

Dichos pozos, que según la Secretaría de Ambiente suman 442, son una de las fuentes hídricas más importantes de la ciudad, pero su explotación excesiva en algunas zonas está perjudicando a la capital.

Debido a esto, las autoridades ambientales del Distrito vienen trabajando para conservar el recurso y que, además de evitar la contaminación en este, se frene el hundimiento de las placas que sostienen a Bogotá ‘a flote’.

Acuíferos
Esos pozos subterráneos de agua se llaman acuíferos. De estos, 79 tienen permiso para ser explotados a través de concesiones con empresas privadas que usan el líquido cada año, para industria, servicios y uso humano, entre otros.

La explotación, no obstante, ha disminuido en los últimos años, precisamente, gracias a las acciones de la Secretaría, principalmente, luego de que un estudio de la Universidad Nacional revelara los pronósticos de hundimiento de la ciudad en el futuro cercano.

De hecho, a diciembre de 2013, el número de concesiones vigentes era de 78, con un volumen anual otorgado de 6,3 millones de metros cúbicos de agua, de los cuales se consumieron apenas 3,9 millones gracias a los controles de la entidad y al compromiso de las empresas de usar el líquido de manera responsable.

Las cifras son alentadoras si se tiene en cuenta que un año antes, a diciembre de 2012, había 91 concesiones vigentes con un volumen otorgado de 6,7 millones de metros cúbicos anuales, de los cuales se consumieron cuatro.

“Durante lo corrido de 2014, la SDA ha impuesto dos resoluciones de pérdida de fuerza ejecutoria de las concesiones y seis medidas preventivas por no cumplir con la normatividad vigente. Adicionalmente cinco concesiones perdieron vigencia por no solicitar prórroga de concesión dentro de los términos legales y hubo un desistimiento de concesión”, señaló al respecto Susana Muhamad, secretaria de Ambiente.

El hundimiento
El control a las concesiones y la explotación del recurso hídrico hace parte, desde 2012, cuando se puso en marcha el Plan de Manejo Ambiental del Acuífero (PMAA) de la Sabana de Bogotá, elaborado tanto por la Secretaría como por el Ministerio de Ambiente y la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca.

La idea, además de conservar el recurso hídrico es frenar la explotación excesiva del mismo que es la que está causando el hundimiento de la ciudad.

El PMAA identificó, con la ayuda del mencionado estudio de la Universidad Nacional, las zonas en las que más se explota el recurso, las cuales resultaron ser las localidades de Puente Aranda, Kennedy y Fontibón, donde predominan las zonas industriales y un mayor hundimiento con respecto al promedio del resto de la ciudad.

Es en esas zonas donde la Secretaría impone los mayores controles, con los cuales se pretende frenar el hundimiento.

Lea también:

El video con el que quieren probar que mujer mató a su hijo de 7 años en Bogotá

‘Punkeros’ que golpearon brutalmente a un joven quedaron en libertad

VIDEO: El australiano que nadó en el ‘cristalino’ Eje Ambiental de Bogotá

MÁS BOGOTÁ AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo