El viacrucis de la implementación del SITP

Movilidad. Implementación de rutas y unificación de tarjetas se han vuelto un problema de nunca acabar para los bogotanos.

Por PUBLIMETRO
Tenga en cuenta
Recargas

Mientras comienza el cambio de los torniquetes que hace parte de la unificación de tarjetas, TransMilenio autorizó a Recaudo Bogotá a activar progresivamente las cargas de dinero en las tarjetas roja y azul en los puntos de recarga de las tarjetas ‘Tullave’.

En cifras
70%

alcanza la implementación de las rutas del SITP, que contemplan el uso de 85 buses duales híbridos y 4.491 zonales.

Los retrasos en su implementación se han vuelto un lugar común en el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP).

A la lenta puesta en marcha de los buses azules, que este martes sirvió de pretexto para disturbios y pedreas contra los vehículos en la localidad de Ciudad Bolívar, se ha sumado el aplazamiento, una vez más, de la unificación de las tarjetas con las que se accede al sistema.

Recaudo Bogotá, empresa encargada de dicha operación, denunció tanto un boicot por parte de Angelcom (a cargo de las tarjetas de las fases I y II de TransMilenio) como la permisividad de TransMilenio, lo que ha retrasado la unificación que, con suerte, solo podría estar para el segundo semestre de 2015.

Según el gerente de Recaudo Bogotá, Pedro Ruano, Angelcom no ha proporcionado la información que se necesita para poder llevar a cabo la unificación y el Distrito ‘se ha hecho el de la vista gorda’ ante el tema.

El problema radica en que, hasta que no se cuente con esa información, no se puede iniciar cambio de los torniquetes de estaciones y portales de TransMilenio, proceso que puede tardar hasta 10 meses.

Si bien, tal y como se anunció este martes, se han hecho esfuerzos para acelerar este proceso y hacerle la vida menos difícil a los usuarios, como habilitar la recarga de las tarjetas de la fases I y II en cualquiera de los puntos de la fase III, sin el cambio de los torniquetes, esto no sirve de mucho.

Las rutas
Pero el viacrucis no para ahí. La implementación de las rutas sigue siendo uno de los grandes problemas para la ciudad, no solo porque tiene casi tres años de retraso, sino porque no se ha llegado al 100% de las rutas y los buses azules siguen coexistiendo con los buses tradicionales, lo que dificulta el tránsito aún más en la ciudad.

Son varias las cifras poco alentadoras, según revela un reciente informe de la Personería y los propios informes de TransMilenio: Se ha implementado cerca del 70% de las rutas urbanas y la chatarrización de los buses tradicionales y el desmonte de las rutas que cubren no supera en ninguno de los casos el 40%.

La única cifra que parece positiva al respecto, en medio de los mencionados retrasos, es la de la puesta en funcionamiento de los puntos de recarga ‘Tullave’, que este martes, según anunció Recaudo Bogotá, llegó al 89%, proyectando que se llegará al 100 antes de que finalice 2014.

Servicio
Por si esto fuera poco, más allá de las cifras está el inconformismo de gran parte de la ciudadanía con el servicio. La problemática con las tarjetas y la falta de rutas son solo la punta del iceberg de las fallas de un servicio que los bogotanos no califican nada bien.

Cada día, los operadores del SITP reciben en promedio una docena de quejas sobre el mal servicio de los conductores y cada mes se presentan cerca de 130 accidentes que involucran a estos buses (96% de ellos, según la Personería, atribuibles a errores humanos).

Lea también:

Conozca a Banner, el perrito que salvaron de morir en un incendio en Bogotá

VIDEO: Cruceta, palo, químicos… así atacan a los conductores del SITP

Las 5 razones por las que algunos usuarios prefieren Uber a los taxis

MÁS BOGOTÁ AQUÍ

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo