Ricardo Bonilla: no se endeude para el mercado

El hombre que maneja las finanzas de Bogotá nos confesó cuál es su pecado financiero y también les dio algunos consejos a los bogotanos que tengan problemas monetarios.

Por Katherine Loaiza

¿Están saneadas las finanzas de la ciudad?

Sí. La ciudad tiene consolidada una cultura tributaria en la que los ciudadanos son cada vez más cumplidos. Este año se va a superar el tope del 91% en cumplimiento. Eso quiere decir que los niveles de evasión se han ido reduciendo y los procesos de fiscalización del Distrito son cada vez más contundentes.

¿Y en materia de gasto?

Hay una distribución de recursos consistente con la estructura de ingresos, de tal manera que el presupuesto se balancea. Lo que hay en perspectiva para los próximos años es que recursos que no se alcanzan a tener para obras previstas se van a financiar con un crédito ya aprobado.

El Distrito se endeuda para obras. ¿Recomienda a la gente que haga lo mismo para, por ejemplo, mejorar su casa?

Por lo general este tipo de obras que requieren inversiones de largo plazo o muy fuertes requieren organizar las finanzas de tal manera que sean los recursos de crédito los que apalanquen la situación. Uno no se puede endeudar para comprar el mercado, uno se puede endeudar para comprar activos, con los que pueda generar mejores ingresos. Los recursos de crédito de la ciudad no van para pagar nómina, sino para hacer vías.

Una buena razón para pagar los impuestos voluntarios.

La mejor razón es tener sentido de pertenencia con la ciudad, reconocer que la ciudad tiene que seguir creciendo, que necesita obras y que la única forma de construir una mejor Bogotá es aportar a ella lo que se puede aportar, que son los impuestos.

¿Cuál es el promedio de sueldo de los bogotanos?

En Colombia es de entre uno y dos salarios mínimos. Ahí está el 43% de las personas que trabajan en el mercado asalariado.

¿Cómo hace para ahorrar alguien que se gane menos de eso?

Lo que ha sucedido en Colombia es que los hogares requieren más de un aportante de recursos. Eso ha sucedido con la vinculación de las mujeres al trabajo: sacaron a muchos hogares de la pobreza.

¿Cuál es el mejor consejo que puede dar para ahorrar?

Organizar las finanzas. Siempre debe haber una previsión de cuál es el gasto cotidiano y después establecer cómo es que se pueden hacer gastos de mediano y largo plazo. Todos los hogares tienen intenciones de mejorar su calidad de vida, eso significa que su gasto primario es alimentos, el gasto secundario es servicios públicos y dotaciones y los de mayor intensidad son los relacionados con la vivienda y los sistemas de movilidad.

Cuando una persona decide endeudarse, ¿qué le aconsejaría que hiciera con ese dinero de la deuda en primer lugar?

Que cuando vaya a establecer los recursos de crédito tenga claro para qué los va a destinar. Uno debe endeudarse para comprar activos de mediano y largo plazo: la vivienda, que no se puede financiar en el corto plazo sino en recursos de crédito, con ingresos de toda la familia.

¿Cuál ha sido su mejor inversión?

Ha sido comprar apartamento y tenerlo libre ya de todo tipo de deudas.

¿Cuál es su pecado financiero?

El de todo el mundo: comprar compulsivamente algunas cosas y pagarlas con tarjeta de crédito.

¿En su casa quién maneja el dinero?

Se maneja forma compartida.

Lea también

MÁS BOGOTÁ AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo