Los seis datos curiosos del Museo Nacional

Fiesta. Después de la Biblioteca Nacional, es el centro cultural más antiguo del país. Este año cumple 189

Por Publimetro Colombia

El prototipo de museo aburrido tendrá que morir con el cumpleaños número 189 del ‘abuelito’ de las salas de exposición del país: el Museo Nacional. Este domingo repartirán ponqué en su honor y se harán varias fiestas musicales que los amantes de la historia no se pondrán perder. Prometen que estará de infarto y que todas las edades lo disfrutarán.

Sin embargo, PUBLIMETRO escarbó en los detalles desconocidos de este aposento de cultura y antigüedad, para  descubrir cinco fantásticos y probablemente desconocidos datos. Disfrútelos.

1. Existe una especie de leyenda urbana que habla sobre los fantasmas del Museo Nacional. Sin embargo su directora, María Victoria de Robayo, confirmó que no existe una sola persona dentro del recinto que pueda contar una historia a título personal. Todos los relatos empiezan con frases como “dijo que le contaron” o “escuchó que dijeron”.

2. El Aerolito de Santa Rosa  de Viterbo es el elemento más antiguo de todo el museo y el primero que llegó cuando fue fundado. Sin embargo, los científicos franceses que lo encontraron no pudieron traerlo a Bogotá sino años después de su hallazgo. Dicen que este aerolito cayó a ese municipio después de una explosión cósmica hace más de 200 años.

3. Desde hace 63 años el Museo Nacional dejó de ser nómada. Antes de eso estuvo por lo menos en cinco sedes, la primera de ellas fue la Casa Botánica, que hoy ya no existe.

4. El elemento más viejo de todo el museo es la Vasija de Puerto Chacho, que tiene por lo menos 12.000 años. Sin embargo, es una de las más recientes en llegar al recito – en comparación con su edad- pues lo hizo en 1988, después de que un equipo de arqueólogos lo encontrara cerca a Cartagena.

5. Uno de los elementos más valiosos del museo y a la vez más poco apreciado es la corona que le dieron al libertador Simón Bolívar en Cusco.  El regalo le fue dado por unas señoras de esa zona de Perú después de la batalla de Ayacucho. Está hecha completamente en oro y parece que el libertador no la usó mucho.

6. Cuando los historiadores del Museo no están muy seguros de si un artefacto es original o no, ponen en las explicaciones cosas como “cuenta la historia popular” o “dice la leyenda”. En el caso de la ropa de Simón Bolívar, aunque se murmure lo contrario, es un traje real que él usó.

Katherine Loaiza/Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo