BBC Mundo

Por qué nos ofendemos (y cómo es posible hacerlo con menos frecuencia)

Una ofensa puede percibirse como una amenaza y desencadenar complejos mecanismos evolutivos. “Pero es realmente importante que la gente entienda que construimos nuestras emociones y éstas pueden cambiar”, afirma Deborah Talmi, investigadora de la Universidad de Manchester.

¿Cómo pudo decirme eso? ¿Qué derecho tiene de actuar así? ¿Quién se cree que es?

Sentirse ofendido es un sentimiento común, pero extremadamente complejo y en gran medida poco comprendido, asegura la psicóloga Deborah Talmi.

"No es una de esas emociones que sido estudiada por décadas, como las reacciones motivadas por el miedo. Es algo sutil y que no vemos en los animales", le dice a BBC esta investigadora del departamento de neurociencia y psicología experimental de la Universidad de Manchester en Inglaterra.

Pero, entonces, ¿por qué nos ofendemos?

Y si lo haces a menudo y sientes que no te ayuda, ¿es posible hacerlo con menos frecuencia?

Pasos "automáticos"

"Lo más obvio es que cuando nos ofendemos el cerebro tiene quecomputar y decidir el significado de las palabras que nos llegan y ponerlas en contexto", explica Talmi.

Ese proceso involucra lo que se conoce como memoria semántica: el conocimiento que hemos acumulado a lo largo de nuestras vidas, que nos permite evaluar el significado de la información que recibimos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos