Banda criminal planeaba fiesta esperando salir en libertad, pero les aguaron la celebración

Quedaron libres por vencimientos de términos, pero les emitieron otras órdenes de captura mucho antes de salir a la calle, en Barranquilla.

Por Publimetro Colombia

El general Mariano Botero, comandante de la Policía de Barranquilla, reveló que el pasado fin de semana allegados y conocidos de cinco presuntos miembros de la banda criminal ‘Los Papalópez’, a quienes se les habían concedido la libertad por vencimiento de términos, armaron una fiesta en La Chinita porque iban a volver a seguir sembrando el terror. Pero las autoridades evitaron que quedaran libres tras ser recapturados por otros procesos.

“Habían quedado en libertad estas personas sindicadas por homicidios, entre ellos la gravedad de los mismos, como son prácticas comprobadas como lo son los desmembramientos. A la sociedad esto le causó pánico e igual para nosotros porque eso no puede suceder. Ya nosotros nos estábamos preparando de que esto podía suceder, conformamos el grupo interinstitucional, en cabeza de la Alcaldía, fiscales que tenía los procesos, Policía Nacional y revisamos los procesos y evitamos que  estos cinco peligrosos sindicados retomaran la libertad”, dijo el general Botero al portal Zona Cero.

Los presuntos ‘Papalópez’ a quienes se les habían vencido los términos, tras sobrepasar los 240 días para que iniciara el juicio oral desde que se presentó el escrito de acusación, son Óscar Peinado Felizola, alias ‘Gordo Visaje’; Edwin Palomeque Córdoba, alias ‘El Mocho’', o 'Blas de Lezo',  Óscar Blanco Finamores, alias ‘El Buho’; Diego López Guevara, alias ‘Papalopito’; y José Miguel Corina Gutiérrez, alias ‘Totocel’.

Habían sido capturados a principio de mayo del 2016 por los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de homicidio, tortura, desaparición forzada y homicidio agravado.

Según las investigaciones de la Policía, estas personas habrían participado en el descuartizamiento del joven Johnny Suárez Cabarcas. Su cabeza apareció en una calle del barrio La Luz y el resto de su cuerpo en un arroyo de La Chinita  en octubre del 2015.

El general Botero catalogó como doloroso que un sector de la comunidad celebre la noticia que estos sujetos iban a quedar en libertad y envió un mensaje claro a los ciudadanos de bien que temen que personas peligrosas vuelvan a las calles a delinquir.

“Es doloroso que en algunos sectores de la ciudad, donde estos tipos tienen origen, precisamente estaban haciendo fiesta porque iban a regresar y otro sector de la comunidad estaba aterrorizada . Hicimos las reuniones comunitarias y ya le dimos la buena noticia a este último sector de que no quedan libres porque ellos son un peligro para la sociedad. Lo que podamos hacer lo haremos y lo hicimos. Estas personas quedaron de nuevo recapturadas”, puntualizó el alto oficial.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo