Profesores levantan el paro en la Universidad Autónoma del Caribe en Barranquilla

El fiscal general de la nación negó que hubiera una orden de captura contra Ramsés Vargas, exrector de la institución.

Por Lina Robles

La noche del jueves el Sindicato de Profesores de la Universidad Autónoma del Caribe levantó el paro que habían iniciado desde hace 16 días para llamar la atención del Gobierno Nacional ante graves irregularidades en el manejo financiero de esta institución.

Con el levantamiento del paro se espera retornen a la normalidad académica los más de 10 mil estudiantes de pregrado y 2 mil de postgrados y convenios a partir de este viernes.

El paro fue levantado gracias a que el Ministerio de Educación comenzó a realizar los primeros pagos a los docentes y al personal administrativo.

El silencio y la tensa calma que habían reinado en la Universidad Autónoma del Caribe por el lapso de  estas dos semanas fueron interrumpidos, la mañana del jueves, cuando agentes del CTI ingresaron al edificio administrativo de la institución.

La diligencia la realizaron acompañados de funcionarios del Ministerio de Educación Nacional y el rector encargado Víctor Armenta.

Esta acción judicial se cumplió al tiempo que el Sindicato de la Universidad Autónoma en junta extraordinaria celebrada a primera hora del día decidió habilitar el ingreso de personal al centro universitario.

En el centro de la polémica está el exrector de la institución Ramsés Vargas, quien tuvo que renunciar a su cargo, tras la protesta de estudiantes, funcionarios y personal de los sindicatos, que exigen una depuración de ese órgano administrativo.

En la tarde del jueves extraoficialmente se informó que la Fiscalía habría emitido una orden de captura contra el exrector, pero esta información fue desmentida por el fiscal Néstor Humberto Martínez en Bogotá.

¿Qué está pasando en la Autónoma?

La problemática del alma mater comenzó en agosto del año pasado cuando la entidad dejó de pagar los sueldos, salud, pensiones y cesantías a sus decanos, directores de programa, profesores de tiempo completo y personal administrativo. “No recibieron sus sueldos los decanos desde agosto de 2017 y los profesores de tiempo completo desde noviembre y estamos revisando el tema de si también dejaron de pagar las pensiones”, dijo el docente de la Universidad Autónoma, Isaías Molina, a PUBLIMETRO.

En aquel momento, el rector Vargas, había hecho un llamado a la calma y le había asegurado a los docentes y empleados que el mal momento financiero que atravesaba la entidad se debía a una “crisis pasajera”, de acuerdo al testimonio del profesor Molina.

Navidad negra

Los meses pasaron e hicieron correr la voz en la ciudad sobre la difícil situación que estaban pasando algunos docentes pero sin interferir con el transcurrir de las clases. “Siempre que le tocábamos en la mesa el tema de salarios al señor Ramsés nos salía diciendo que no tenía fechas", recordó Helmuth Morales, presidente del Sindicato de la Universidad.

Sobre el por qué demoraron tanto tiempo en denunciar las irregularidades que estaban ocurriendo en la universidad, algunos docentes señalaron que durante el mes de diciembre, un grupo de profesores intentó sublevarse, pero todos fueron despedidos. “Al principio hubo confianza, buena fe, pero al ver que despidieron a muchos de nuestros compañeros comenzó al época del terror y el miedo”, contó Molina.

Muchos docentes aseguraron que pasaron lo que ellos llamaron una “Navidad negra” debido a la difícil situación económica. “Han sido meses duros, difíciles para mí y mi familia. Tuve que vender el carro y ahora mismo estoy viviendo de las tarjetas de crédito y así no se puede porque atenta contra nuestra dignidad”, lamentó el profesor Molina, quien es doctor en Comunicación de la Universidad de la Plata, Argentina.

Luego de más 20 días de protestas profesores, estudiantes y padres de familia lograron que el proceso fuera revisado por el Ministerio de Educación, que la Fiscalía entrara a vigilar el ente y  su victoria más celebrada fue lograr “la renuncia del rector”, según el Sindicado de Maestros.

Venta de bienes

De acuerdo a un informe de la Subdirección de Inspección y Vigilancia que entregó al Ministerio de Educación sobre los estados contables de la institución, el valor de los bienes de la universidad sumaba 134.680 millones de pesos. De estos, han sido entregados en garantía a Davivienda, Fiduciaria BBVA y el Helm Bank, propiedades por 89.182 millones de pesos.

Según el informe por la crisis administrativa y financiera, la Universidad Autónoma ha perdido y comprometido 47 de sus bienes más valiosos, la mayoría localizados en el sector de la carrera 46 y 49C entre calles 88 y 90, como el bloque administrativo, la biblioteca, el edificio de parqueaderos y el consultorio jurídico; también el polideportivo de 14 hectáreas, considerado la ‘joya de la corona’, por el sitio donde se encuentra en la autopista a Puerto Colombia, y varios apartamentos.

Los investigadores hallaron 11 inmuebles hipotecados: la sede del Centro Jurídico y la Sala de Arbitramento, hipotecado a B&V Comunicaciones Estratégicas; una sede del jardín Mi Pequeña Uniautónoma y la sede de la Dirección Académica, hipotecadas a Inversiones Agropecuaria de la Costa; la otra sede del Centro de Educación Permanente, seis apartamentos del Edificio Sol Caribe y una casa llamada Villa Aireen, también hipotecados a B&V Comunicaciones Estratégicas.

La Autónoma entregó una lista de otros 10 inmuebles, pero no incluyó, dice el Ministerio, los certificados de tradición. Por lo tanto, no se sabe en qué condiciones jurídicas están.

Sobre la venta de estos bienes la periodista Sandra Devia, quien es la presidenta de la Sala General, en ese centro de educación superior indicó que “jamás se aprobó la venta del Polideportivo” y además aseguró que “en ningún momento se le aumentó el salario al señor Ramses Vargas Lamadrid en 20 millones de pesos con una bonificación mensual de 4 mil dólares”.

¿Qué dice el Ministerio de Educación?

El Ministerio de Educación inició el pago de los salarios a los maestros que corresponden a los meses de noviembre y diciembre de 2017 para los profesores de planta y el personal administrativo. Estos primeros pagos no incluyen a los directivos de más alto nivel.

De acuerdo al ente educativo nacional, la Universidad deberá avanzar en el restablecimiento del servicio educativo y con los pagos pendientes al personal administrativo y docente. De igual manera, deberá establecer acuerdos de pago para estar a paz y salvo con los aportes de Seguridad Social.

Estos primeros pagos se realizan, luego de las medidas de vigilancia especial adoptadas por el Ministerio de Educación Nacional, de acuerdo con las facultades que le otorga la Ley 1740.

El Ministerio de Educación Nacional continuará vigilando el cumplimiento de las medidas y órdenes dictadas a la Universidad Autónoma del Caribe, en el marco de la Ley de 1740 de Inspección y Vigilancia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo