Los 'peros' de las viviendas financiadas por el gobierno en Ciudad Caribe en Barranquilla

Sus propietarios aseguran que les instalaron transformadores que no cubren aires acondicionados y que las alcantarillas se rebosan.

Por Lina Robles

Cuando al comerciante Ramón López le entregaron las llaves de su apartamento, ubicado en el conjunto Ciudad Caribe, sintió que era un sueño hecho realidad. “Todo fue muy emocionante, porque había luchado toda mi vida por tener una casa propia, pero ahora tengo pena con mi esposa y con mis hijos porque yo los saqué del barrio Olaya para ir a vivir a un lugar aislado y con muchos problemas. Yo no quiero vivir así”, dijo López en medio de lágrimas a PUBLIMETRO.

Este propietario, en condición de discapacidad,  advierte que el programa del Gobierno ‘Mi casa ya’ “es engañoso” para aquellos que deseen adquirir vivienda bajo las condiciones de los subsidios que entrega el Ministerio de Vivienda, pues asegura que hay que indagar exhaustivamente en qué condiciones le entregarán la propiedad.

“Cuando compras, lo haces sobre planos y estás muy ilusionado con adquirir tu vivienda, pero cuando llegas a tu casa propia esto se convierte en un dolor de cabeza”, advirtió López.

Ciudad Caribe es un proyecto de vivienda de interés prioritario para ahorradores, con un cupo de 1280 apartamentos y está ubicado en el sector centro-occidental de Barranquilla, sobre la avenida Circunvalar.

El proyecto comenzó a gestarse en el 2014, cuando el ministro de Vivienda de esa época, Luis Felipe Henao,  visitó la ciudad para presidir las primeras entregas. En Barranquilla se construyeron 3074 viviendas para ahorradores: 1794 para el proyecto denominado Caribe Verde y 1280 para el proyecto Ciudad Caribe, todo por un valor total de $48.418 millones, según cifras de MinVivienda.

Las vías de acceso

Para el propietario Ramón López, cuya movilidad depende de dos muletas por cuenta de su discapacidad, la entrada y salida del conjunto junto a sus tres hijos es caótica. “En planos nos dijeron que desde la Circunvalar hasta los apartamentos había un kilómetro, y eso es falso, porque hay tres kilómetros y medio hasta la vía de acceso más cercana en una avenida que está despoblada”.

Tampoco llegan rutas de buses y los habitantes tienen que hacer uso del transporte informal. “Toca irse en mototaxi para llegar a la Circunvalar o tomar colectivo, porque no hay modo de entrar o salir bajo el sol y con el peligro de que lo atraquen a uno”, reclamó el residente Cristian Méndez.

La energía eléctrica

Otro de los aspectos más críticos que señalan los habitantes de Ciudad Caribe es que la constructora les impide instalar aires acondicionados, porque los transformadores que proveen de energía al conjunto son de cuatro amperios y cada apartamento solo cuenta con un amperio de energía, por ello impidieron la conexión de equipos refrigerantes complejos y otros electrodomésticos de primera necesidad. “Nosotros no podemos instalar un aire acondicionado y la sensación térmica en esos apartamentos es de 40 grados en los días más calurosos, y para las personas que sufren de tensión alta es un peligro. Además, los niños sufren de brotes en el cuerpo por el calor”, detalló López.

De acuerdo con sus propietarios, la empresa Grama les informó que el uso de los transformadores de cuatro amperios está bajo los parámetros que solicitó el mismo Ministerio de Vivienda para este tipo de proyectos de interés social. “Ellos hicieron mal el censo de carga e instalaron unos transformadores de baja capacidad para los apartamentos e incluso las instalaciones eléctricas también quedaron bajo las aguas de las alcantarillas”, explicó el residente Javier Antonio Rodríguez Borja, técnico en telecomunicaciones.

Sin embargo, los residentes de Ciudad Caribe notaron que otros proyectos de interés social, de otras constructoras, con las mismas descripciones que entregó el Ministerio de Vivienda, sí cuentan con transformadores de mayor capacidad. “No entiendo realmente qué quisieron hacer ellos instalando esos transformadores, si se supone que es un proyecto para el desarrollo de la ciudad, no para su atraso. Entro a mi casa y es un horno”, enfatizó Méndez.

El alcantarillado

Otra de las problemáticas que señalan los propietarios es la acumulación de aguas cerca al conjunto que ha aumentado en las últimas semanas por las lluvias, lo que se ha convertido en una especie de laguna que atrae a todo tipo de insectos. “Grama realizó un canal a 30 metros cerca del conjunto para el desagüe de las aguas lluvias y por esta mala canalización se está formando un jagüey, lo que está creando un foco de infección por los mosquitos y animales que llegan allí. Además, hay personas que arrojan basuras en ese lugar y eso nos afecta”, contó Rodríguez.

Los apartamentos de los primeros pisos también se han visto inundados, debido al desbordamiento de las alcantarillas del edificio. “Las alcantarillas son de muy poco diámetro y los registros son muy pequeños para los apartamentos, por eso se están rebosando las alcantarillas. Nos preocupa que apenas el 60% de los apartamentos ha sido entregado. ¿Qué pasará cuando termine la entrega?”, cuestiona López.

Los residentes aseguran que Grama ha dispuesto de personal para destapar las alcantarillas, pero esto se ha cumplido solo por el año de garantía que tienen los apartamentos.

Seguridad

A todas las denuncias se les suma el tema de la seguridad. Los vecinos de Ciudad Caribe comentan que se sienten inseguros porque la zona donde están ubicados está poco habitada. Sin embargo, la reglamentación del proyecto no permite un cerramiento exterior. “Nosotros adquirimos esta vivienda gracias al derecho que tiene todo colombiano de recibir un subsidio familiar, pero pedimos un préstamo a una entidad bancaria para completar el resto del dinero y lo estamos pagando. Estas casas no nos las regalaron y tenemos derecho a exigir mejores condiciones”, expuso Méndez

Los residentes afirman que “Grama no nos explica absolutamente nada. Queremos que nos den la cara y ya miraremos nosotros qué tenemos que hacer con el Ministerio de Vivienda para llevar esta queja”, concluyó López.

Hasta el cierre de esta edición PUBLIMETRO intentó contactarse con Grama Constructores para conocer su opinión sobre el tema, pero no hubo respuesta

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo