Venezolanos en Barranquilla temen por el poder que le dará la Constituyente a Maduro

Autoridades hacen registro de colombianos retornados del vecino país. Ciudadanos de Venezuela crean grupos de apoyo en La Arenosa.

Por Lina Robles

Trabajando como obreros, haciendo los típicos ‘mandados’ en las tiendas, en restaurantes, como vendedores ambulantes o en peluquerías, estos son algunos de los renglones laborales a los que han entrado a aportar mano de obra los venezolanos que han migrado a Barranquilla.

Carlos Miranda llevando un carrito de mercado se pasea todo el día transportando encargos de la tienda Oki Doki, en el barrio Riomar, al norte de la ciudad. “Es mejor estar acá ganando plata, viendo la abundancia que hay en las tiendas y los supermercados antes que estar en Venezuela sufriendo la escasez y la falta de todo”, comentó el joven venezolano a PUBLIMETRO.

Carlos a sus 19 años se gana un promedio de 20 mil pesos diarios además las propinas que recibe de sus clientes en el barrio y que suman más de 600 mil mensuales comparados con los 160 mil pesos que equivalen a un salario mínimo en el vecino país. “No se puede vivir con eso y ahora puedo mandarle dinero a mi mamá y mi sueño es poderla sacar de allá para que venga a vivir conmigo. Ahora menos se puede regresar porque Maduro sigue en el poder con la Constituyente”, indicó el joven.

Para la columnista y activista venezolana Pilín León, residente en la ciudad, el proceso de la Constituyente fue un engaño. “La Constituyente ha sido para nosotros un evento trágico, porque fue un momento en que pensábamos poder derrotar a la dictadura y nos quedó esta trampa tan soberanamente descarada y es una desgracia para el país. A partir de ahora quién sabe que se irán a inventar con este proceso constituyente”.

La activista teme por las atribuciones que le otorgará la Constituyente al régimen. “Esto les da pie para seguir cambiando el país a su antojo, porque es un país donde hace falta todo y en el que se ha perdido hasta el miedo por eso vemos en las imágenes a estos jóvenes con escudos hechos de latón para repeler las balas de la guardia que han dejado más de un centenar de muertos”.

Venezolanos en Barranquilla

Grupos de venezolanos en la ciudad se han acercado a la Alcaldía y a la Gobernación donde han recibido apoyo informativo y técnico para enfrentar la migración. “Una de las acciones que se han tomado de manera efectiva es este permiso que decretó el gobierno central y la Cancillería de Colombia para que los venezolanos pudieran regular su situación y saber cuántas personas hay y que permite a las personas censarse y saber con el personal cuenta el país”, recalcó León.

La columnista y miembro del Grupo Venezolanos en Barranquilla insistió en que las necesidades de sus compatriotas cuando llegan a Colombia son en empleo y protección en salud.  “Tratamos de orientarlos lo mejor posible. A algunos se les ha podido conseguir trabajo a otros lamentablemente no hemos podido, pero se hace lo que se puede. Se les lleva comida y asistencia médica. Actualmente tenemos a un grupo de venezolanos en el barrio Las Flores a los cuáles hemos apoyado con colchonetas, ropa, utensilios de cocina para que puedan comenzar de nuevo en este país”.

Colombianos retornados

La Gobernación del Atlántico a través de la Secretaría del Interior dio inicio el pasado fin de semana en Campo de la Cruz, Atlántico a las jornadas de registro de retornados; es decir, de colombianos que hayan permanecido por más de tres años en otro país y cuyo regreso no supere los 24 meses.

“Desde el 2013 estamos viviendo una migración muy fuerte de colombianos que hace 20 o 30 años salieron del país y hoy están retornando por las condiciones tan precarias que tienen en Venezuela y llegan a sus entornos familiares”, manifestó el secretario del Interior, Guillermo Polo Carbonell.

Teniendo en cuenta el incremento del número de connacionales procedentes de Venezuela, y acorde con las políticas en materia de acercamiento de la institucionalidad para retornados, el Programa de Gestión de Paz y Territorialidad de la Secretaría del Interior ha previsto cinco jornadas más de registro en los municipios de Candelaria, Manatí, Repelón y Santa Lucía. “Lo que estamos haciendo de forma muy seria son los registros. Los estamos haciendo los domingos en los municipios y vamos a durar tres meses. Se hacen directamente el línea con el Registro Único de Población Retornada de la Cancillería”, informó el funcionario.

Este registro hace parte del censo que se realiza a nivel nacional y cuenta con sus propios equipos de contabilización. “Este es un registro formal y no como el que hacen los alcaldes y después la Cancillería no los acepta. Nosotros hacemos toda la jornada, toda la logística y toda la convocatoria y llevamos los computadores para que las personas se registren él y su núcleo familiar con el registro de la Cancillería”.

Los colombianos retornados y censados podrán acceder a los beneficios del estado colombiano. “Ya una vez estén registrados podemos ordenarles oferta. La primeras ofertas las damos nosotros como Gobernación que son Sisbén, salud de primer nivel, colegios para los niños, pero la oferta de empleo, vivienda, enfermedades catastróficas y demás debemos sustentarla para poder recibir estos recursos para los ciudadanos retornados, porque este es un problema nacional y no solo del departamento”, explicó Polo Carbonell.

El sábado pasado se alcanzaron a registrar 1.200 personas en el municipio de Campo de la Cruz, Atlántico.

La Gobernación planea mover la jornada para el domingo con el fin de más retornados puedan inscribirse. Se harán dos rondas en tres meses en las principales poblaciones del sur del Atlántico como Suán, Santa Lucía, Manatí, Repelón, Candelaria y Campo de la Cruz.

“Vemos que el problema de Venezuela no mejora y pensamos que va a agravarse y vamos a tener ya no solo población retornada sino a venezolanos huyéndole a la crisis y eso ya es un tema nacional que preocupa al departamento”, advirtió el secretario del interior.

El registro de retornados permitirá a la administración departamental identificar y caracterizar a los migrantes y connacionales asentados en los municipios del sur del Atlántico y propiciar alianzas estratégicas con las instituciones del Estado encargadas de brindar atención a esta población.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo