Fiestas en la prisión en la mira de las autoridades en Barranquilla

Varios funcionarios han sido destituidos por los excesos en los festejos. Aseguran que ocurrió otra celebración el pasado fin de semana en la cárcel de El Bosque. El Inpec niega las juergas.

Por Publimetro Colombia

Tres semanas después del escándalo protagonizado por Jorge Luis Alfonso López, hijo mayor de Enilce López mejor conocida como La Gata, siguen los rumores sobre nuevas fiestas y visitas no autorizadas a los pabellones de máxima seguridad de la cárcel El Bosque.

Los excesos en la boda del primogénito de la exempresaria del chance y exalcalde de Magangué fueron noticia nacional cuando salieron a la luz pública las fotos de la celebración en las que resaltaban la decoración, las velas, flores naturales y el ponqué que partieron los novios al interior de la Cárcel El Bosque.

Según algunos testigos, en el suntuoso matrimonio hubo whisky, conjunto musical y hasta lluvia de billetes en vez del tradicional arroz al final del enlace nupcial.

La investigación de estas irregularidades estuvo a cargo del Inpec en Bogotá que decidió apartar del cargo al coronel Dionisio Calderón Sánchez, director encargado del Inpec regional Norte.

A raíz de la celebración también fue trasladado a la cárcel Picota en Bogotá al reo Jorge Luis Alfonso López, quien está acusado de la muerte del comunicador Rafael Enrique Prins Velásquez, ocurrida el 19 de febrero de 2005. El exalcalde también enfrenta otro proceso judicial por la muerte de Yamil Kasser Ali, ocurrida en febrero de 2004 en Magangué Bolívar.

¿Nueva fiesta?

Esta semana el diario El Heraldo dio a conocer que según fuentes confirmadas se habría registrado otra celebración en la misma cuestionada Penitenciaría El Bosque.

La denuncia asegura que la nueva parranda que se dio al ritmo de un conjunto vallenato, hubo también whisky y visitas no autorizadas al penal en el pabellón de reclusión especial ERE donde pagan condena algunos reclusos acusados de parapolítica y corrupción.

Según la fuente, la celebración fue interrumpida por un funcionarios del Grupo de Reacción Inmediata del Inpec (GRI) quienes incautaron celulares, dinero y whisky, al igual que encontraron a varias personas en avanzado estado de embriaguez

Niegan la supuesta celebración

El sindicato del Inpec desmintió las nuevas denuncias de presuntos hechos irregulares el pasado fin de semana en la prisión de El Bosque.

Francisco Mejía, Vicepresidente del Sindicato en Barranquilla dijo que durante el fin de semana “todo fue normal” en la penitenciaría.

“Sí se realizó un procedimiento de requisa al pabellón ERE, Establecimiento de Reclusión Especial, por parte del Grupo Especial del Inpec", aseguró el dirigente sindical. Sin embargo, aclaró, que "le puedo dar fe y certeza, porque estuvimos aquí en este establecimiento carcelario, de que no hubo ninguna anomalía”, sostuvo Mejía a PUBLIMETRO.

El funcionario agregó que “se presentó por parte del Inpec, por medio del GRI (Grupo Especial de Reacción Inmediata) una requisa”. Añadió que sin embargo, no tenían conocimiento de lo que se encontró.

Sobre quiénes ocupan ese pabellón, Mejía sostuvo que “ahí están Eduardo Dávila, Mauricio Galofre, Manuel Nule, hay un señor fiscal, el exgobernador de La Guajira, Luis González”.

El vicepresidente del Inpec en Barranquilla rechazó las dos recientes acusaciones contra el cuerpo de guardia de la Penitenciaría de El Bosque.

“Están enlodando una institución como el Inpec y el establecimiento de El Bosque. Porque en ninguna de las dos ocasiones ha pasado nada. En el primer evento (Boda de Jorge Luis Alfonso López) un matrimonio igual que cualquier matrimonio. Aquí todas las semanas hay matrimonios. Se realizó un matrimonio y no pasó nada”, sostuvo Francisco Mejía.

Para el vicepresidente del Sindicato del Inpec en Barranquilla, la destitución del exdirector regional de esa institución, coronel Dionisio Calderón, fue “arbitraria” porque “no hubo una investigación previa”.

Insistió en que este fin de semana “no ha habido ninguna parranda sino una requisa igual que en todos los pabellones”.

Paro en las cárceles

La Dirección de la Cárcel Distrital El Bosque se niega a recibir los detenidos con orden de traslado para ese centro de reclusión, lo que a su vez aumenta el hacinamiento que se registra en carceletas de la URI en Barranquilla.

El Inpec, por su parte, asegura que no estando en paro la Cárcel Distrital, estaría obligada legalmente a recibirlos, porque está en capacidad de hacerlo, ya que cuenta un área suficiente y superior a los 40 metros cuadrados en donde se encuentran hacinados 159 presos, quienes desde hace más de seis meses prácticamente están sin ver sol.

Bajo esas condiciones, la Distrital se constituye en la mejor opción para adecuar un sitio a los presos pendientes de traslado

A la grave situación de hacinamiento en las carceletas de la URI se agrega otro de carácter humanitario, ya que los familiares de los familiares de los presos se quejan por la alimentación de los mismos.

En la mayoría de los casos los familiares llevan 6 meses llevándoles la comida, que a veces ni siquiera le llegan a los destinatarios, a lo que se suma el hecho de no poder verlos, lo que violaría sus derechos constitucionales teniendo en cuenta que ellos gozan de la presunción de inocencia.

Situación de las carceletas

Hacinamiento total se registra en las dos carceletas de la URI y el Centro de Servicios Judiciales en Barranquilla, donde hay al menos 115 detenidos con medida intramural y en las que es evidente la problemática de salud y de violación a la dignidad humana.

El tema fue revelado por la misma Fiscalía puesto que la situación ya está fuera de control, por cuenta del paro del Inpec que ya completa cuatro meses.

El Coordinador de la URI, el Fiscal 11 hizo un llamado a las autoridades, en especial a los órganos de control, para que se pronuncien frente al tema y se le dé a este hacinamiento una solución inmediata.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo