Así le fue al Código de la Policía en sus primeros cien días en Barranquilla

Se han entregado más de 10 mil comparendos.

Por Lina Robles

La Policía Metropolitana de Barranquilla entregó un balance de lo que han sido los primeros cien días de implementación del Código de la Policía. Un 21% se redujeron los casos de homicidios en Barranquilla durante los primeros cien días de aplicación del nuevo código.

En ese lapso, en comparación con el mismo periodo de 2016, los casos de homicidio disminuyeron de 108 a 85 (menos 23). Igualmente, los casos de violencia intrafamiliar bajaron de 493 a 341  (menos 152), para una reducción del 31%. Los delitos sexuales se redujeron de 171 a 130 (menos 41), para una disminución del 24%. Los hurtos al comercio también bajaron de 160 a 126 (menos 34), para una reducción del 21%. Las lesiones personales se redujeron de 853 a 711 (menos 142), para una disminución del 17%. Los hurtos a residencias también disminuyeron de 149 a 106 (menos 43), para una reducción del 29%.

La cifra corresponde al período comprendido entre el 30 de enero y el 10 de mayo de este año, de acuerdo con los registros del Observatorio del Delito Sijin – Mebar.

Falsas llamadas

En los primeros días que lleva en etapa pedagógica el nuevo Código de Policía y Convivencia, una persona ha llamado unas 8.320 veces a la línea de emergencia 123 para ‘bromear’. Así lo informó el subcomandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, el Coronel José Luis Palomino.

“Hemos tenido la recurrencia de este número con 8.320 llamadas. Por eso le hemos entregado un documento a la Fiscalía General de la Nación, a la inspección de policía y a los operadores para que se aplique el artículo 35, numeral 7, que es imponer una multa tipo 4 correspondiente a 32 salarios mínimos diarios legales vigentes, lo equivalente a cerca de 800.000 pesos”, explicó el Coronel a PUBLIMETRO.

Desde el 30 de enero hasta el pasado 16 de mayo han recibido “56.000 llamadas inoficiosas para perturbar el trabajo de los agentes”, según lo que señaló el subcomandante. Lo que pone en alerta a las autoridades es que han notado un patrón de comportamiento con ese número, que podría estar usándose para desviar la atención de los agentes del cuadrante.

“Hemos identificado que dentro de estas llamadas inoficiosas, hay unas que hacen cinco minutos antes y cinco minutos después de hechos fatídicos y delictivos, lo que nos muestra un patrón: podrían estar generando una falsa alerta para mover a las patrullas del cuadrante y así cometer los ilícitos”, indicó el Coronel Palomino.

Dos de estos casos se presentaron a principios del mes de mayo. El primero fue el día 3 en el que tres hombres fueron asesinados en la calle 93 entre carreras 46 y 45B, al norte de Barranquilla. El segundo fue el día 4, cuando tres vigilantes que surtían un cajero electrónico fueron asaltados por cuatro hombres fuertemente armados, en la Cordialidad con carrera 16. En ambos se presentaron llamadas inoficiosas cinco minutos y cinco minutos después de un mismo número.

En el período analizado fueron impuestos 10.023 comparendos, discriminados de la siguiente manera: Localidad Riomar, 800; Localidad Norte Centro Histórico, 2.694; Localidad Suroccidente, 1.999; Localidad Suroriente, 2.237; Localidad Metropolitana, 1.107; Soledad y Malambo, 1.188; Galapa, 276 y Puerto Colombia, 193.

Las principales contravenciones

Por segmentos, los comparendos fueron aplicados en los siguientes horarios: 2.279 en la madrugada, 2.634 en la mañana, 2.425 en la tarde y 2.286 en la noche.

Los casos en que más fueron impuestos los comparendos son los siguientes:

– Consumir sustancias alucinógenas o alcohólicas en vía pública, 3.337.

– Realizar necesidades fisiológicas en vía pública, 1.054.

– Reñir o incitar a confrontaciones violentas, 1.029.

– Portar sustancias prohibidas en espacio público, 453.

– Irrespetar a las autoridades, 663.

– Consumir sustancias alcohólicas psicoactivas o prohibidas no autorizados para su consumo, 247.

– Incumplir, desacatar, desconocer e impedir la función o la orden de policía, 350.

– Impedir, dificultar, obstaculizar o resistirse a procedimiento de identificación o individualización por parte de autoridad de policía, 327.

– Ocupar el espacio público en violación a las normas vigentes, 556.

– Portar armas elementos cortantes punzantes o semejantes, 232.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo