Campeche, Atlántico, un semillero de niños beisbolistas, que no cuenta con una cancha en la que entrenen

6 pequeños del corregimiento han sido escogidos en ligas departamentales y nacionales de béisbol y sóftboll. Una de las jóvenes viaja este mes a representar a Colombia en Lima – Perú.

Por Lina Robles Luján

6 pequeños del corregimiento han sido escogidos en ligas departamentales y nacionales de béisbol y sóftboll. Una de las jóvenes viaja este mes a representar a Colombia en Lima – Perú.

El entrenador Luis Reales asegura que el corregimiento de Campeche en Atlántico dentro de poco ya no será reconocido por sus famosas ciruelas sino también por ser un semillero de grandes jugadores de béisbol y softball de talla mundial.

Durante un proceso, que cumplió 5 años, el joven entrenador ha logrado conformar un grupo de más 60 niños del cual ha sacado virtualmente de un campo de arena y caliche seco a varios jugadores para ligas del Atlántico y nacionales que ya han jugado a nivel internacional. “Tenemos dos niñas selección sóftbol internacional, que son: Mayra Vidal y Marha Ruiz y cuatro niños que han representado al departamento que son: Arinson Barraza, Juan Plata, Carlos Vergara y Luigi Marín en la Categoría Sub 10 del Atlántico”, dijo Reales a PUBLIMETRO.

Martha Ruíz, una de las sofbolistas, en bola rápida pudo viajar el año pasado a Oklahoma Estados Unidos. “Ella me contaba que comenzó a llorar cuando pudo entrar por primera vez a una cancha de sóftbol profesional en Estados Unidos y la comparó con el terreno de tierra seca de dónde salió de Campeche”, se lamenta el entrenador.

Cancha por turnos

El solo hecho tener un espacio donde entrenar es un desafío que muchas veces deja ‘ponchados’ a estos niños y jóvenes en la primera base. La cancha central de pueblo está rodeada de un muro de contención recubierto por una reventada malla metálica, que ha sido deteriorada por el óxido y el paso tiempo. Su campo de juego es un largo terreno irregular que ocupa dos manzanas, a las cuáles instalaron sendos arcos de fútbol, en medio de un suelo, en cuya tierra amarilla y seca crecen en abundancia maleza y coquitos entre sus hoyos. “Ahora mismo lo que más se anhela aquí es una cancha béisbol porque las circunstancias del lugar no son las adecuadas y tenemos muchas dificultades por el terreno de juego”, cuenta Ingrid Muñoz, madre de Juan Plata, niño de la Selección Atlántico.

Además de las difíciles condiciones del suelo y el calor, que supera los 38 grados, los niños también deben estar pendientes de no romper algún vidrio o teja de los techos vecinos y compartir, por turnos, el espacio de juego con el deporte reinante: el fútbol. “Los jóvenes que juegan fútbol siempre tienen la prioridad y nosotros somos como los desplazados de la cancha atenidos a que ellos la usen primero”, agrega Muñoz. Los grandes eventos de béisbol y sóftboll en los que brillan las figuras de la población se tienen que jugar en otros municipios como Sabanalarga y Baranoa, que sí cuentan con escenarios para practicar este deporte.

Es así como el idílico diamante verde y perfecto del campo de juego emerge todos los días en la imaginación de los muchachos a la hora de entrenar. “Con la cancha a veces sentimos que nos han cortado las alas porque no hemos conseguido apoyo”, puntualiza el entrenador Reales.

Una catcher nacional

Hace tres años mientras caminaba todos los días del colegio a su casa y veía a otras niñas entrenar, la sofbolista de 14 años, Mayra Vidal comenzó a ver en este deporte una oportunidad. “Le agradezco con el alma a mi entrenador que me invitó un día a practicar y en realidad me gustó mucho este deporte”, expresa la joven.

Actualmente la deportista, que juega en la posición de cátcher, con sus largos cabellos rizados viajará este 29 de julio a Lima-Perú para competir en el campeonato Sub 15 en la modalidad bola rápida convocada por la Selección Colombia. “Nos enteramos hace un año de estos nacionales y allí comencé este proceso de entrenamiento fuerte, en el que me enfoqué más en el trabajo físico y de la mano de Dios y mi entrenador llegamos hasta la final”, celebra Vidal.

Las chicas son seleccionadas en Cartagena y luego viajan a Bogotá a realizar todos los papeles y visas que necesitan para salir a representar al país en el extranjero. “Lo que más me preocupa de mi pueblo es que no tenemos un sitio adecuado donde entrenar, porque en el actual nos podemos lesionar. Queremos que no solo miren al fútbol como deporte porque el béisbol y el sóftbol también están dando resultados en el Atlántico”, clama la joven.

Apoyo de amigos

El entrenador Luis Reales a logrado alianzas en esta labor con personas y entidades, como la Alcaldía de Baranoa, que apoyan al joven semillero conformado por 30 niños y 35 mujeres con edades que oscilan de cinco hasta 18 años que juegan en tres categorías.

Figuras del béisbol internacional como los hermanos Donovan y Jonathan Solano y el lanzador de las grandes ligas José Quintana han visitado Campeche para conocer a estas jóvenes promesas. “En Campeche no solo enseñamos a batear. De aquí salen buenos pitcher y catcher figuras fundamentales del juego”, resalta reales.

Los apoyos en indumentaria e implementos deportivos los reciben del extranjero de la Fundación Game Time, con sede en Estados Unidos, que envía regularmente a los niños la dotación clave como guantes, bates y pelotas. Pero a veces los muchachos les toca “hacer la vaca” para conseguir el transporte e ir a competir a los torneos. “Todo lo hacemos en equipo. Yo tengo el cargo de psicólogo, profesor, consejero, psicoterapeuta y entrenador. Todo en uno. A mí gusta decir que aquí no hacemos beisbolistas sino personas”, concluye Reales.

Lea también:

Instalan la primera piedra del nuevo estadio de béisbol Édgar Rentería, en Barranquilla

Alcalde y Édgar Rentería inspeccionan obras del estadio Tomás Arrieta en Barranquilla

Listo el diseño del nuevo estadio de béisbol Édgar Rentería en Barranquilla

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo