Exreina implicada en caso de corrupción en Atlántico

Milagros del Carmen Sarmiento Ortiz soberana del Carnaval de Santo Tomás en 2010 fue acusada por la Fiscalía de favorecer un contrato de canoas por un valor de mil millones de pesos. Las embarcaciones mala calidad solo duraron tres meses a los pescadores del departamento.

Por Publimetro

Milagros del Carmen Sarmiento Ortiz soberana del Carnaval de Santo Tomás en 2010 fue acusada por la Fiscalía de favorecer un contrato de canoas por un valor de mil millones de pesos. Las embarcaciones mala calidad solo duraron tres meses a los pescadores del departamento.

La exreina del Carnaval de Santo Tomás en 2010, Milagros del Carmen Sarmiento Ortiz, nombrada en la administración del exgobernador José Antonio Segebre como Secretaria de Desarrollo Económico enfrenta hoy una investigación de la Fiscalía, por la entrega de 200 canoas cuyo valor asciende a mil millones de pesos, pero que solo duraron 3 meses.

“El caso, que se presentó durante el 2014, afectó a muchas familias de pescadores artesanales del departamento de Atlántico. Estos funcionarios habrían favorecido a Julio Altamar Rodríguez con un contrato por mil millones de pesos que debían ser usados para la adquisición de 200 lanchas de acrílico que permitirían mejorar la condición de trabajo de estas personas”, se lee en el comunicado emitido por la Fiscalía el pasado sábado 2 de abril.

Desde que Milagros Sarmiento ejerció su mandato como soberana del Carnaval de Santo Tomás, a los 22 años, en 2009, la joven expresaba su interés en la política. Para aquella época, en la que fue soberana, había terminado su carrera en Derecho y ya ejercía un cargo como concejal del municipio. En ese año obtuvo la votación más alta de su partido político Convergencia Ciudadana.

Después de terminar su reinado, Sarmiento fue nombrada Subsecretaria de Fortalecimiento Institucional de la Secretaría de Planeación en la Gobernación, cursó posgrados en Derecho Público y en Ciencias Jurídicas con énfasis en Derecho Público Constitucional.

Ante el Gobernador (e) Alberto Acosta Manzur, asumió como Secretaria de Desarrollo Económico del Atlántico en la administración de Segebre en 2013. Según los registros de la página web de la Gobernación del Atlántico, Milagros era la encargada de entregar dotaciones, maquinaria e insumos millonarios de varios proyectos del departamento.

En el caso, también están imputados el exsubdirector de Gestión Agropecuaria de la Gobernación Martín Rafael Atencio García y el representante legal de la Fundación para el Desarrollo Sostenible en el Caribe Colombiano (Fudesca) Julio César Altamar Rodríguez, entidad encargada de la dotación de las caonas.

La Fiscalía asegura que Atencio García y Sarmiento Ortiz habrían omitido las reglas de selección del contratista, escogiendo la fundación de Altamar Rodríguez sin que cumpliera los requisitos de ley para celebrar dicho contrato, sin tener experiencia ni capacidad económica para la ejecución del mismo.

El ente regulador también explicó que a la fecha las pocas lanchas que se entregaron se encuentran en un estado que impide totalmente su uso, pese que el dinero del contrato se pagó en su totalidad.

La reina en la Gobernación del Magdalena

Los pasos políticos de Milagros no terminaron en el Atlántico. Hace pocos meses la exreina había sido nombrada como Secretaría de Desarrollo Económico del Magdalena en la Gobernación de Rosa Cotes, pero hace pocas semanas la funcionaria habría salido de su cargo, sin entregar mayores explicaciones.

La Fiscalía General de la Nación iniciará procesos de extinción de dominio contra los tres implicados en esta investigación que afectaron a las familias de pescadores del Atlántico.

Los implicados han asegurado que tienen todos los registros de entrega de las canoas y que pronto presentarán estas pruebas ante la Fiscalía.

PUB/L.R.

Lea también:
Fiscalía abre proceso de indagación contra fiscal ebria que insultó a policías en Barranquilla

$5 mil millones incautados pasarán a ser de la Fiscalía

Corrupción en la FIFA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo