Se entregó esteticista investigada en muerte de joven durante cirugía de implante de glúteos

Erika Ordóñez y su yerno David Jinete se presentarón anoche ante la Fiscalía.

Por Publimetro

Ayer, en horas de la noche, se entregó a la justicia la esteticista Érika Órdoñez, en compañía de su yerno David Jinete, ambos investigados por el presunto homicidio de la joven Angie Mendoza Cera, durante un procedimiento estético.

También puede leer:

La historia de Angie, la hermosa barranquillera que falleció tras una cirugía en los glúteos

Los implicados en el caso decidieron entregarse antes a la autoridades, a pesar de que sus dos abogados habían anunciado que la diligencia se realizaría este próximo martes, con una rueda de prensa.

“Nuestros clientes no están en una actitud de huida y eso es falso porque desde que se dio el hecho ellos nos contrataron para hacer frente a la justicia”, dijo el abogado Eloy García.

Angie Mendoza murió en el Hospital Metropolitano, luego de ser abandonada allí por desconocidos, debido a “complicaciones cardíacas”, según indicó la Policía, cuando le inyectaron con una aguja una sustancia en los glúteos, que perforó una arteria principal provocándole a la mujer problemas cardio respiratorios.

Joven murió tras ser abandonada en un hospital de Barranquilla

Ordóñez y Jinete enfrentarán cargos por homicidio en grado de dolo eventual.

Asímismo, los abogados de Órdoñez y Jinete denunciaron que sus defendidos han recibido varias llamadas telefónicas en los que han sido amezados de muerte.

“Comprendemos el dolor que afronta la familia de la joven pero ellos tienen que entender que la justicia es la que debe dar el veredicto final de lo que realmente sucedió”, concluyó García.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo