“Fui despedida por exigir una prueba tras estar expuesta al coronavirus”: Médico general

Este es el testimonio de la doctora Alejandra María Dulcey. Aseguró que el personal médico en Mi Red IPS está expuesto al virus en Barranquilla. La autoridad en salud respondió al caso.

Por Lina Robles

La médico general Alejandra María Dulcey, no estaba preparada para que el encuentro con un paciente el pasado 6 de abril fuera determinante en su carrera profesional. “Fui despedida por exigir una prueba tras estar expuesta al coronavirus”: Médico general

La doctora Dulcey, egresada de la Universidad del Norte, había sido reintegrada el 22 de octubre del año pasado a Mi Red IPS, que es el modelo de red de salud pública, compuesta por pasos y caminos, que se articula en el Distrito de Barranquilla. En aquella ocasión le dijeron que por su rendimiento la habían devuelto a su cargo en el área de medicina general en el Camino Bosque de María, ubicado en el barrio El Bosque, suroccidente de la ciudad.

“El pasado 6 de abril llegó un joven de 20 años con una sintomatología muy distinta al coronavirus, porque presentaba un fuerte dolor abdominal, pero el joven se voló todos los protocolos de atención en el Camino y llegó hasta mi directamente para que lo atendiera”, dijo Dulcey a PUBLIMETRO.

La doctora contó que debido a que el dolor en el paciente persistía, le practicaron una ecografía para identificar si se trataba de algo más que un simple cólico. “Pensamos que el dolor provenía de una falla renal, o de cálculos, pero al revisar el caso se tornó totalmente distinto”, recordó.

El médico internista, quien renunció a su cargo, reveló que el cuadro que padecía el paciente era un derrame pleural en el pulmón, además el afectado presentó cardiopatía y problemas para respirar, indicios que generaron sospechas en el centro de salud.

“El Camino del Bosque es muy pequeño y no tenemos un cuarto de aislamiento para manejar estos casos. Solo teníamos en ese momento dos consultorios de urgencias que estaban ocupados, por lo tanto, el paciente tuvo contacto directo con el personal médico”, señaló la doctora.

Por las complicaciones del caso, el paciente fue remitido a un centro mayor complejidad en el Camino Adelita de Char. Allí estuvo en cuidados intensivos hasta que falleció el pasado 8 de abril.

16 de abril la doctora se enteró a través del chat de la IPS, en el que se encuentran sus jefes, que el fallecido había sido dado positivo para coronavirus. “Ya en el Camino Adela de Char, les habían avisado y a nosotros que recibimos el paciente no nos habían informado”, lamentó la doctora.

De inmediato junto a otros miembros del personal médico exigieron que debían practicarles las pruebas para verificar si no estaban contagiados. “Nos dijeron que las pruebas se hacían con solo con los pacientes con los que tuvimos contacto estrecho y yo tuve contacto estrecho en este caso”.

De acuerdo a Dulcey habían pasado 24 horas y todavía Mi Red IPS estaba discutiendo si las pruebas del personal médico debían hacerlas ellos o la ARL. “Al día siguiente recibí mi carta de renuncia sin justa causa”. La médico era empleada tercerizada, que tenía un contrato con la agencia temporal de empleo Neofact.

La doctora también denunció que con su propio salario compró gafas, botas, vestido antifluídos, mascarillas y demás implementos que ni la ARL ni Mi Red IPS le suministraron, en plena crisis de propagación del coronavirus en Barranquilla.

“Me parece terrible mi caso porque lo considero como una persecución sindical y desde hace tiempo hago parte de Médicos Unidos por Colombia. Nunca tuve una queja, no tuve procesos y esto es muy triste”.

Actualmente, Dulcey reportó que cada tres días les entregan a sus colegas tapabocas, cuando deberían ser cambiados diariamente según la OMS, que existe congestión en los pasos y caminos debido al virus y pocas áreas de aislamiento para atender a todos los pacientes sospechosos.

“No queremos ser héroes, no queremos ser mártires, solo queremos un trabajo digno e implementos necesarios para mantener nuestra salud e integridad mínima”, afirmó Dulcey.

¿Qué dijo Mi Red IPS?

Frente a esta situación, MiRed I.P.S., operador de la red pública hospitalaria donde laboraba la médica, informó a través de un comunicado que "como institución prestadora de salud ha tomado todas y cada una de las medidas ordenadas por la Organización Mundial de la Salud y el Gobierno Nacional para garantizar la protección de la salud de los usuarios y de todos los que laboran allí”.

Aseguraron que constantemente practican las pruebas a su personal médico. "Para salvaguardar la vida del personal médico que está en contacto estrecho con pacientes que resultan positivos con COVID -19, se les practican las pruebas para descartar contagios y en ningún momento se les niega este procedimiento que evita que se conviertan en propagadores en sus ambientes laborales y en sus ambientes externos", concluyó Martha Rodríguez, directora general de MiRed I.P.S.

Cifras

De acuerdo al último reporte entregado por el Ministerio de Salud hasta el cierre de esta edición 87 contagiados de coronavirus se han registrado en Barranquilla con 36 recuperados y cuatro personas fallecidas.

38 Pasos y Caminos forman parte de la Red Hospitalaria Distrital de Barranquilla.

Si desea ver el video de la denuncia haga click aquí.

Archivo Particular Carta de renuncia entregada a la doctora. / Archivo Particular

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo