Oh my Drag: Construyendo comunidad, cultura y arte Lgbti en Colombia

El primer espacio reconocido del país de la cultura drag ha abierto la mente de muchos colombianos y ha inspirado a otros a a expresarse a través de diversas propuestas de calidad.

Por Luz Lancheros

Drag. Imbuirse de miles de expresiones de género. Performar. Un imaginario que a pesar de que ya se ha desdibujado en lugares donde esta cultura se expresa en formas más mainstream y más abiertas, en Colombia perdura, pero a su vez, ha comenzado a convertirse en cultura, respeto y amor por una forma de arte. Una que viene desde el siglo XIX y que se ha alimentado de varias expresiones culturales como el burlesque, el camp y hasta las beauty pageants, entre muchos otros, para crear su propia propuesta estética y así revolucionar conceptos sociales en miles de sentidos.

Esto no solo se ha logrado gracias a la cultura pop imperante en lo digital y en la televisión. En el país, quienes más han impulsado esta cultura como un arte respetado han sido los creadores del espacio Oh my Drag!, quienes desde 2017 han traído a grandes estrellas de la escena, como Laganja y Violet Chachki, entre otras (este 14 de septiembre traerán en su doceava fiesta a Adore Delano). Pero que también ha creado un espacio seguro para que las drags nacionales puedan performar y cimentar una cultura que antes no tenía plataforma ni voz. Pero, ¿Cómo llegaron a estar en espacios educativos y desde ahí y sus propios shows, construir otras imágenes de esta poderosa cultura? PUBLIMETRO habló con Juan José Jiménez, uno de sus socios fundadores, quien muestra cómo evolucionó este espacio y cómo abrieron al país hacia una expresión que necesitaba un espacio para visibilizarse.

¿Cómo comenzó todo? 

Llegué a Colombia hace cuatro años, de Venezuela y tuve que empezar de cero. Empecé a trabajar en un bar y durante tres años ahí, me di cuenta de que la rumba Lgbt era siempre la misma y no había nada novedoso. Siempre existían las mismas fiestas temáticas, pero no había nada que llamara la atención. En esas, un amigo, (Roberto, mi socio), me dice en un mensaje que hay unas Drag en Perú (él vivía ahí entonces) y pensé, si allí tienen fiestas así, ¿por qué en Colombia no, cuando hay tantos avances en temas Lgbti?

Así que le escribí para hacer una fiesta. Quería que estuvieran acá, así que organizamos todo y planificamos. Ya antes yo tenía experiencia organizando fiestas así e investigamos cómo hacer empresa y hacerlo todo legal y con calidad, para que la gente se sintiera muy bien. También veíamos que los eventos para la comunidad eran segregados, underground, nada llamativos. Por eso queríamos hacer un espacio que significara libertad, donde la gente pudiera disfrutar, “mariquiar”, la palabra clave. Asimismo, queríamos una fiesta donde los fans de esta cultura sintiéramos que hacíamos algo relevante e increíble. Todo nos tomó cuatro meses. Cuatro meses para entender cómo creábamos empresa acá, lo que necesitábamos, etc. Claro que nos rechazaron, siendo nuevos, ni tan conocidos, nos dijeron que estábamos locos. Hasta que encontramos un lugar donde nos dieron la oportunidad para probarnos y el jueves tuvimos nuestra primera fiesta, que fue el 5 de octubre de 2017 con Laganja. Y la expectativa era convocar a solo 80 personas, o eso decían. Terminamos convocando a más de 400. Eso fue increíble y nos motivó a pensar en nuestro público y también nosotros comenzamos a pulirnos, en todo aspecto, para que el show fuera cada vez mejor, y para que las Queens se sintieran queridas acá en Colombia. Que sobre todo, conocieran el país, la cultura y por qué hacemos esto.

Y aparte del show, ¿qué otra cosa los motivó? 

Cuando vino Laganja, no solamente hizo una fiesta, sino que dio una clase de baile. Adicionalmente, salió con nosotros y vio la movida Lgbti en Colombia y por qué hacemos esto. Eso la motivó bastante y amó saber que fue la pionera en mover oportunidades en un lugar donde no está bien visto o en donde esto jamás se había explorado anteriormente. Entonces esto también nace de sacar el Drag de donde está, de darle una oportunidad de mostrarse como debe ser, como un arte maravilloso. De cambiar esos estereotipos y etiquetas que lo asocian (incluida a la comunidad Lgbti) con drogas y prostitución. Queremos mostrar que esto es un lugar seguro, libre, sin código de vestimenta. Hemos querido eliminar eso y mira ahora por dónde vamos.

¿Cómo han logrado traer a Colombia a grandes artistas, como Adore Delano este 14 de septiembre? 

Hay un anécdota: Violet Chachki estuvo en una gira en Europa, en la que tenía que estar 5 días en 5 bares en 5 ciudades diferentes. Entonces, tenía que maquillarse, hacer el show, se montaba en el avión, dormía, y hacía lo mismo. 5 días continuos así. Pero en Bogotá logramos que estuviera tres días sin vernos, ya que nosotros procuramos que estén al menos un día extra para que se acostumbren, por el tema de la altura, por ejemplo, y que descansen. También para compartir con ellas, que nos conozcan y conozcan al país. Violet duró tres días durmiendo y nos agradeció por darle la oportunidad de poder descansar. Nosotros como promotores no solo pensamos en el show y el dinero, sino también en el artista. Así que Violet la pasó tan bien, que dijo que quería volver a Medellín. Y ahora, la experiencia de Laganja fue clave, pues corrió la voz. La suya fue tan buena, que cuando convocábamos a alguna, le preguntaban. Laganja dijo que éramos increíbles y de ahí en adelante, ninguna Queen nos ha rechazado.

¿Y cómo han evolucionado desde su primera fiesta? 

Con respecto al público, esto fue bastante exigente para nosotros, una responsabilidad grande. Dependemos de él y fue hermoso que se conectaran con nosotros y nos propusieran ideas como fiestas temáticas o que fueran al grupo Lgbti de su universidad. Así fue que creamos el Oh My University, que es un conversatorio donde hablamos sobre drag y les mostramos qué es. Y de ahí en adelante muchas cosas han sucedido gracias a que el público nos comenta y nosotros los escuchamos. Asimismo, cada fiesta nos demostraba y enseñaba qué debíamos cambiar para ser mejores. Siempre buscamos un equilibrio y el público también ha llevado a que nos replanteemos a quiénes somos como marca y que diésemos el paso a irnos a un lugar más grande, con mejor producción. La idea e innovar, agregar contexto y que la gente diga: “se superan más”. Y hemos lanzado nuestra nueva imagen y todo ha sido muy lindo.

¿Cómo ha evolucionado la escena local con ustedes?

Pensando en que a la par de un show internacional, debía existir uno nacional. Y pues desde la primera fiesta tuvimos como invitadas a Mis Amigas Drags y descubrimos a muchos talentos que debían visibilizarse. Así que en nuestras fiestas similares mostrábamos un talento nuevo y creció tanto, que llegamos a tener cuatro invitadas semanales y no nos dábamos abasto. Ahora, dentro de nuestro equipo también hay una cara drag, para darles a entender que respetamos y valoramos su trabajo. Por eso trabajan hoy con nosotros tres Drag Queen llamadas “Las Niñas Mal ” (Mindy Fire, Aquarella DeeLicious y Lesley Wolf), pero lo genial es que mostramos que hay talento y que si quieres hacer una carrera en esto hay que prepararse. Entonces no solo educamos al público para valorar a los artistas, sino a ellos mismos para que se formen y busquen nuevas propuestas y tendencias, así como poner atención a los detalles.

¿Cuáles son los desafíos de la cultura Drag en Colombia y sus proyectos a futuro? 

Es educar al público, que debe ver esto con respeto, porque esto es un arte. Que es difícil para un artista vivir de esto y que hay que generar una cultura en cuanto a valorar su trabajo. Por ejemplo, en Estados Unidos las artistas recogen propinas. Acá no pasa eso y hay que enseñarlo. Por otro lado, no queremos solamente dar más shows, sino ir a más universidades, incluso en el interior del país y hacer una gira en diferentes ciudades de Colombia. También tenemos algunos podcasts para hablarle al público de lo que hacemos y convertirnos en un referente de confianza de la comunidad en el país si se habla de comunicación. Por eso estamos cambiando nuestra imagen y fortalecerla y así, apoyar a la comunidad.

Adore Delano se presentará por primera vez en Colombia este 14 de septiembre a las 9:00 pm en el Auditorio Mayor (Calle 23 #6-19). Para conseguir las boletas pueden ir a Atrápalo y seguir las redes sociales de Oh my Drag!

Facebook: https://www.facebook.com/ohmydrag/

Twitter:@ohmydrag

Instagram: @ohmydrag

*La fiesta también es auspiciada por Prisma, Art3dmapping y Publimetro Colombia como aliados*

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo