Los Ángeles (EE.UU.), 2 dic (EFE).- La Policía investiga si el accidente de tráfico que causó la muerte del actor Paul Walker y del empresario de origen salvadoreño Roger Rodas el pasado sábado en Valencia (California), pudo producirse en el curso de una carrera con otro vehículo, informaron hoy medios televisivos.

El accidente se registró durante un evento benéfico para la fundación Reach Out Worldwide, organizado con el fin de recaudar fondos destinados a los supervivientes del tifón Haiyan en Filipinas.

Walker, uno de los protagonistas de la saga cinematográfica "Fast and Furious" (Rápido y furioso), era el pasajero en el vehículo siniestrado, un Porsche Carrera GT rojo conducido por Rodas, un empresario y piloto de carreras oriundo de Santa Ana (El Salvador), que era amigo del actor, según los medios locales y salvadoreños.

El automóvil, que iba a gran velocidad, se incendió tras chocar contra un poste del alumbrado público y un árbol en la comunidad de Valencia, situada en la ciudad de Santa Clarita, a unos 30 minutos al norte de Hollywood.

La investigación ahora apunta a que hubo otro vehículo involucrado en el suceso, según indicó el sargento de Policía Richard Cohen a la cadena CNN.

"Naturalmente, desde un punto de vista de la investigación, necesitamos descubrir si fue uno de los problemas", comentó.

La Policía estudia también la posibilidad de que el otro vehículo girase bruscamente enfrente del Porsche y causara el accidente, apuntó Cohen.

Así lo sugieren las marcas de los neumáticos encontradas en el lugar de la colisión, que podrían indicar, según el agente, que un automóvil estuvo haciendo maniobras de ese estilo, aunque no se ha confirmado que estén directamente relacionadas con el siniestro.

Cohen comentó, asimismo, que la calle donde se produjo el accidente tiene reputación de ser empleada para este tipo de carreras, lo que llevó a la Policía a tomar medidas al respecto dos años atrás.

El forense del condado de Los Ángeles aún no ha identificado de forma oficial los restos de las dos personas encontradas en el interior del vehículo, pero los medios sí.

Walker, de 40 años, se encontraba en pleno rodaje de la séptima entrega de la saga "Fast and Furious" en el momento de su muerte.

La revista Variety sostiene que la producción se retrasará y que posiblemente afecte a su fecha de estreno, prevista para julio.

La célebre saga automovilística, la más exitosa del estudio Universal Pictures, ha recaudado casi 2.400 millones de dólares en las taquillas de todo el mundo.

La última entrega, la sexta fue la más exitosa con cerca de 800 millones de dólares.

Walker se describía a sí mismo en su perfil de Twitter como un "amante de la naturaleza, adicto al océano y yonqui de la adrenalina".

San Salvador, 2 dic (EFE).- El empresario y corredor de autos salvadoreño Roger Rodas era la otra persona que murió el sábado en un accidente de coche junto al actor estadounidense Paul Walker, estrella de la saga cinematográfica de acción "Rápido y Furioso", informó hoy la prensa local.

Rodas, de 38 años, era el acompañante de Walker en el automóvil Porsche rojo que se incendió tras estrellarse con un poste del alumbrado público y un árbol durante un evento benéfico en Valencia (California).

Según varios medios salvadoreños, al parecer Rodas era quien conducía el vehículo, aunque las autoridades no lo han confirmado.

Rodas era originario de Santa Ana, en el occidente de El Salvador, y a sus tres años emigró con su familia hacia Estados Unidos, donde se convirtió en un exitoso empresario, asesor financiero y filántropo.

Además, el salvadoreño era aficionado a las carreras de coches y era socio con Walker en la fundación benéfica "Reach Out Worldwide", así como en "Always Envolving", una empresa de venta de automóviles de carrera.

Rodas "era el director de la división Merill Lynch de Bank of America", donde trabajaba desde hacía más de 20 años, y era propietario de dos empresas y dos fundaciones sin fines de lucro, precisó el periódico salvadoreño El Diario de Hoy.

Agregó que Rodas y Walker se conocieron hace varios años por su afición "a los carros y la velocidad" y también compartían el deseo de "ayudar a los más necesitados".

El accidente en el que ambos murieron ocurrió durante un evento benéfico de su fundación "Reach Out Worldwide" para las víctimas del tifón Haiyan que azotó Filipinas el 8 de noviembre pasado.

Por su parte, La Prensa Gráfica subrayó que Rodas "no sólo era un buen amigo del actor (Walker), sino que también era un empresario reconocido y asesor financiero de la estrella de Hollywood", al igual que de muchos otros clientes.

Rodas estaba casado con una estadounidense, con quien tenía dos hijos, según las versiones de prensa.