Hércules entró al libro de los Guness Records luego de ser considerado el perro más grande del mundo con sus 127 kilos de peso y casi dos metro de largo.

El can es de raza Mastín ingles y tiene recién tres años.

El dueño de Hércules, Flynn está muy orgulloso de su mascota, aunque reconoce que ha tenido que trabajar horas extras para poder pagar la gran cantidad de alimento que requiere su perro, además que tiene que hacer constantemente ejercicio con él para que no pierda su musculatura, según publica La Patilla.

A pesar de ser un perro gigante y que la gente al verlo se asusta, Flynn asegura que Hércules es muy cariñoso, noble y juguetón.

Publimetro Chile