La ropa es muy variada y viene en diferentes tallas, cortes, diseños y materiales que pueden favorecer más o menos la figura. Al conocer el tipo de cuerpo que se tiene, se podrá escoger la ropa favorecedora.


El primer tipo de cuerpo es triángulo invertido. Este cuerpo se caracteriza por tener los hombros ligeramente más anchos que la cadera, cintura poco definida y la mitad inferior del cuerpo más pequeña que la superior. Para esta clase de figura se recomiendan prendas rectas, no cruzadas por debajo de la cintura, escotes sencillos y lisos. De igual manera, se deben usar tejidos con cuerpo, pantalones con pinzas y bolsillos y cinturones en las caderas.


El tipo de cuerpo rectangular se caracteriza por tener los hombros en línea recta con la cadera, cintura no definida y cadera y cola planas. Para esta figura se recomiendan prendas de líneas rectas y lisas o ligeramente entalladas, pantalones por debajo de la cintura, blusas abotonadas y tejidos con cuerpo.


La silueta recta suave se caracteriza por tener una cintura definida, cadera y cola planas, pecho medio o pequeño y hombros estrechos y extremidades delgadas. A este tipo de cuerpo le favorecen chaquetas tipo sastre semi entalladas con bolsillos. Tejidos de punto fino y prendas super puestas.

También se recomienda reducir el tamaño de botones, gafas, hebillas, bolsos y estampados.


Por otra parte, los cuerpos triangulares se caracterizan por tener los hombros más estrechos que la cadera. La mitad superior del cuerpo es más pequeña que la mitad inferior, tienen cadera ancha y cintura definida. A esta figura le favorecen chaquetas y blusas que acaben por encima o por debajo de la parte más ancha del cuerpo, superponer prendas en la parte superior y estampados de rayas horizontales y hombreras. Se recomienda usar faldas de línea simples y evitar los pantalones entubados.


La silueta reloj de arena es un tipo de cuerpo femenino curvilíneo. Tiene cintura y busto definidos, cadera y cola redondeada y voluminosa y hombros redondeados y en línea con la cadera. A este tipo de figura le queda bien la ropa que sigue la línea corporal, en vez de ropa que es recta. También le favorecen blusas entalladas y faldas con movimiento y con cortes en forma de A. Pantalones con pretina, vestidos y abrigos entallados, así como cinturones.


Finalmente, el tipo de cuerpo oval se caracteriza por tener volumen concentrado en la cintura y cadera, espalda grande y corta de talle. Para este tipo de cuerpo se recomienda ropa recta y telas suaves para evitar cualquier volumen innecesario. Deben mantener los detalles por arriba de la línea del busto y por debajo de la línea de la cadera.

Lina Diaz