El   Mono de la Pila   reunió todas las quejas de nuestros lectores por el abuso que cometen varias personas en zonas de parqueadero público en Bogotá. Después de muchos intentos por comunicarse con las entidades oficiales, mientras tanto, nadie responde por el espacio público de los bogotanos que ahora tiene varios dueños.

Estos son sólo algunos de los   parqueaderos informales  que nuestros lectores reportaron a través de   Twitter y Facebook. Según muchos de ellos en varias bahías y barrios de Bogotá algunas personas se han apoderado de las calles y le han puesto tarifas al espacio público, incluso en zonas donde está prohibido parquear.

Los lugares más reportados son los   andenes alrededor del Parque Nacional, el parque de   Usaquén   y las bahías de clínicas y supermercados.  

 

Según el   Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público, institución encargada de  “contribuir al mejoramiento de la calidad de vida a través de una eficaz defensa del espacio público” casi todos estos parqueaderos están ubicados en medio de corredores vehiculares y por esta razón   es un tema que le corresponde a la   Secretaría de Movilidad.

 

Atendiendo la recomendación de los funcionarios públicos, el Mono de la Pila  se comunicó con la Secretaría de Movilidad. La institución respondió que en Bogotá todas las bahías están reguladas y es la   Policía   la que tiene la obligación de hacer operativos en cada uno de estos sitios.

 

No obstante la normatividad, por el momento los bogotanos no tienen otra opción que pagar las arbitrarias tarifas de los particulares que sin ningún tipo de regulación, ni garantía, cuidan los carros en varias zonas de la capital.   

 

¿Tiene alguna queja o neura bogotana?. Pues no dude en comentarla al Mono de la pila. Una vez lo haga podrá exclamar con valor: ¡A quejarse al   @mono_delapila!