* Ver a Pablo Armero como titular de un club. Lo del lateral hace rato es más recuerdo que presente, más teniendo en cuenta que su última actuación pública había sido en medio de una corte de Miami, enfundado en un overol anaranjado y respondiendo por la agresión física a su pareja. Pues apareció en Udinese, jugando ante el Milán y sumando su juego número 23 en dos años. 

* Por fin comenzarán a hacer una especie de admisión reservada en el estadio. Los incidentes ocurridos en el Millos-Bucaramanga del 10 de agosto provocaron sanciones. A 10 personas se les prohibió entrar a un estadio de fútbol durante seis meses. Recordamos sus nombres: Luisa Fernanda Rubiano, Juan Carlos Ovalle Suárez, Ómar Sebastián Ovalle Castro, Brayan Alexander Rodríguez, Brayan Steven Martínez Martínez, Santiago Nieto Barón, Fabián Andrés Mora Lache, Luis Carlos Albarracín, Yeison Sabogal Granados y Tainnegiovanny Peña. Bastante tendrán que reflexionar si es que quieren volver a hacer parte del común de la gente.

* La humildad y valentía de Chris Froome que, resignado al ver que era imposible darle cacería a Nairo Quintana en la Vuelta a España, aceptó con hidalguía su derrota y aplaudió la llegada del colombiano a la meta. Como debe ser, sin broncas, ni pendejadas. Aceptando que en esto se gana o se pierde y listo. Sin dramas.

* Que el Manchester City ganara a pesar de su arquero. Claudio Bravo, usualmente un tipo que no se deja amilanar de ningún contexto en contra, vio cómo sus manos recubiertas de teflón conspiraban en cada centro o pelotazo que enviara el Manchester United a su área. De hecho, hasta su juego con los pies –que es una de sus grandes virtudes como portero– casi le cobra también factura. A pesar de todos los involuntarios esfuerzos de Bravo para que le marcaran varios tantos solamente recibió uno: de Ibrahimovic ante un clamoroso yerro del chileno que salió a cortar un centro con manos de tiranosaurio rex.

* Que el Alavés, seguramente uno de los equipos con plantilla más modesta en la Liga de España, se haya llevado dos resultados fantásticos en apenas tres fechas de disputado el torneo. Los que son locales en Mendizorroza y cuentan con Daniel Torres en gran nivel lograron conseguir un punto en el Vicente Calderón ante Atlético Madrid, actual subcampeón de Europa. Y por no ser menos, le dieron dos sopapos al Barcelona como visitantes.

* Que por culpa de la expulsión de un jugador colombiano, un club haya perdido el partido más tranquilo de su vida. Bueno, no fue todo culpa de él, pero Aldo Leão Ramírez sí hizo una contribución más que significativa para una de las remontadas más absurdas ocurridas en el fútbol mexicano: Cruz Azul goleaba 3-0 a los 26 minutos del primer tiempo y a los 54, Aldo Leão le pisó el tobillo a un rival de manera imprudente: la merecida roja le dio al América un inusual impulso que repercutió en su favor: de la falta que provocó la expulsión de Ramírez vino el gol del descuento al 54. Entre el 74 y el 90 América anotó tres goles más y venció como visitante ¡4-3!

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.S.