Una persona murió y al menos diez resultaron heridas al estallar un artefacto explosivo en Ansbach, según informó la policía, que apuntó a que el fallecido podría ser el responsable de la detonación.

En declaraciones a la prensa local, la alcaldesa de la ciudad, Carda Seidel, explicó que hubo al menos una explosión frente a la entrada de un festival de música al aire libre al que asistían alrededor de 2.500 personas.

En un breve comunicado, la policía explicó que la explosión tuvo lugar en el centro de la ciudad, que ha sido acordonado, poco después de las 22.00 horas (20.00 horas GMT) y publicó un número de teléfono para recoger testimonios de testigos.

El festival fue suspendido y todos los asistentes abandonaron el lugar del evento.

A la zona se han desplazado numerosas ambulancias y equipos de rescate y el ministro de Interior de Baviera, Joachim Hermann, viaja hacia la localidad.

Ansbach cuenta con unos 40.000 habitantes y se encuentra a unos 40 kilómetros de la ciudad de Núremberg.

El hecho ocurrió pocas horas después de que un hombre asesinara con un machete a una mujer.

Un solicitante de asilo sirio de 21 años y con antecedentes policiales, mató a la mujer e hirió a otras 2 personas en la ciudad de Reutlingen (suroeste del país), según informó la Policía local en un comunicado.
Las autoridades aseguraron que no hay ningún indicio que apunte a un atentado terrorista.
Según el diario "Stuttgarter Zeitung", ambos trabajaban en el mismo restaurante de comida rápida turca de donde presuntamente el joven cogió el machete.