La plenaria del Senado suspendió de su cargo al magistrado Jorge Pretelt por, supuestamente, haber pedido dinero a la compañía Fidupetrol durante el trámite de un recurso de amparo (tutela) ante la Corte Constitucional.

"La decisión conlleva la suspensión inmediata del magistrado, el envío del proceso a la sala Penal de la Corte Suprema de Justicia para dar inicio a un juicio penal en su contra y ordena continuar el juicio disciplinario en el Senado por indignidad política", informó el Senado en un comunicado.

Pretelt, magistrado de la Corte Constitucional, fue suspendido por el delito de "concusión" al haber pedido presuntamente 500 millones de pesos (unos 170.000 dólares) a Fidupetrol para tramitar una tutela ante esa corporación que resultara favorable a sus pretensiones.

Con la acción de tutela en cuestión, la empresa buscaba dejar sin vigencia un fallo de la Corte Suprema que le había condenado a pagar más de 22.500 millones de pesos (unos 9 millones de dólares) por malos manejos de regalías petroleras del departamento de Casanare (oeste).

"Hemos cumplido el compromiso adquirido el día de mi posesión, de darle tránsito a este proceso antes de un mes, para demostrar que las instituciones en Colombia sí funcionan", aseguró el presidente del Senado Mauricio Lizcano.

Añadió que "la suerte del magistrado Pretelt está ahora en manos de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia".

La decisión se tomó 18 meses después de que el magistrado de la Corte Constitucional Mauricio González lo denunciara ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes.

Al intervenir en la plenaria del Senado, Pretelt dijo que "la sesión que se adelantó en la Comisión de Acusación de la Cámara fue clandestina".

Insistió en que el proceso "tiene un tinte político" y que "no hay una sola prueba de que yo haya recibido o solicitado dinero".