Desde hace 17 años los habitantes de este municipio, ubicado en Caquetá, han tenido que enfrentar las dos caras del conflicto. Durante una época vivieron en paz, mientras el Gobierno de Andrés Pastrana intentaba negociar con las Farc, y luego sufrieron en los años de duros enfrentamientos entre la Fuerza Pública y la guerrilla.

Nuevamente, con un proceso a punto de cerrarse exitosamente con la firma de la paz, se sienten esperanzados.

Flor Lozano, una humilde mujer que ha vivido siempre en San Vicente del Caguán, contó a PUBLIMETRO cómo ha vivido los últimos meses y cómo se siente ahora que las Farc se volverán a concentrar en esta zona por segunda vez.

Ella dice que no tiene miedo, que han sido días de mucha tranquilidad. Y eso se puede ver en el ambiente, en el caminar tranquilo de los pobladores, en los policías que ahora se sientan a reposar en las trincheras donde antes se cubrían de las balas.

“Durante la zona de distensión yo vendía copitos de nieve y nada pasaba, normal todo”, recordó.

Agregó que en aquella época, a finales de los 90, no había ladrones, no sentían que corrían peligro alguno.

Lo mismo opina Marciano Rincón, un hombre de más de 70 años que también ha tenido que vivir el conflicto de cerca. Manifestó a Publimetro que “en esa época (de la distensión) eso fue normal, todo el mundo salía, nadie molestaba”. Dijo que los guerrilleros caminaban por las calles y compartían con la gente.

“Pero luego vino la época de violencia y empezó el sufrimiento de todos”, señaló.

Antes de la zona de distensión, Marciano trabajó con narcotraficantes. “Ellos me llevaron para sus fincas a sembrarles yuca, plátanos y mantener a los animales limpios”, afirmó. Pero luego, cuando el proceso de paz de Pastrana se fue al piso, las cosas cambiaron radicalmente. “En la época de la violencia fue tenaz, cogían gente y se la llevaban, desaparecían, los niños sufrían mucho”.

Ahora, con el proceso de paz las cosas han cambiado. “Inclusive, la gente va por allá por donde ellos están, eso salen y entran y no pasa nada, muy normal todo”, contó.

Este 17 de septiembre, en la selva del Yarí, a seis horas de San Vicente del Caguán, se reunirán las Farc para discutir lo acordado en La Habana. La llamada ‘Décima Conferencia’ empezará con un discurso de ‘Timochenko’ a sus hombres, a quienes les explicará cómo dejarán las armas para transformarse en un grupo político.