Corredor humanitario

La necesidad de reabrir la frontera se hizo evidente a mediados de julio pasado cuando en dos domingos más de 150.000 venezolanos pasaron por un "corredor humanitario" para comprar del lado colombiano alimentos y medicinas que escasean en su país.

En la reunión las dos cancilleres evaluarán la hoja de ruta que se implementó desde hace varios meses para saber si es posible una próxima reapertura de las fronteras que comunican a los dos países.

Holguín viajará al vecino país acompañanada por 20 personas de diferentes entidades, como migración Colombia, para que entreguen sus puntos de vista en temas de seguridad, narcotráfico, comercio, entre otros.

“Harán una evaluación de la situación actual de la frontera y se tomará la decisión de si se abre o si se sigue trabajando”, dijo la canciller Holguín en una rueda de prensa en Bogotá, donde aclaró que después de esa reunión no se entregará una fecha de apertura, ya que ellas solo harán una serie de recomendaciones a los presidentes de cada país.

"El encuentro, que hace parte del compromiso de ambos países por lograr una frontera legal, segura y organizada, permitirá que las cancilleres revisen y evalúen la hoja de ruta que diseñaron las mesas de trabajo que implementaron las autoridades de ambos países en Norte de Santander, La Guajira y Arauca", señaló la Cancillería.

Cierre de fronteras

La frontera común de 2.219 kilómetros fue cerrada el 19 de agosto del año pasado por orden del presidente venezolano, Nicolás Maduro, como parte de una campaña para combatir el contrabando y a presuntos paramilitares que operan en esa zona.

En las últimas semanas autoridades de los dos países se han reunido en varias oportunidades para analizar las posibilidades de reapertura de la frontera.

"La hoja de ruta, que se viene trabajando de manera decidida y con celeridad por los dos países, traerá nuevas medidas en temas migratorios y seguridad, que beneficiarán a la población de frontera", agregó el ministerio.

Según la cancillería, en la cita en Caracas también se tratarán "temas de comercio, lucha contra el contrabando, educación, salud, infraestructura, control de cambios, transporte y servicios fronterizos".

"Colombia y Venezuela trabajan para que el paso de los ciudadanos que residen en estas zonas de frontera se dé en condiciones de normalidad, dejando atrás lo malo que ha acompañado por décadas la frontera que une a las dos naciones", concluyó.