La cifra:

Según la Defensoría del Pueblo, son en total 1.273 cubanos, entre ellos 300 menores de edad y 11 mujeres embarazadas los que se encuentran en una bodega de Turbo, Antioquia, y en la parte trasera de algunas casas.

Estas personas cobran a los migrantes ilegales entre 5 y 10 millones de pesos para hacer trámites de manera fraudulenta, como usar pasaportes originales pero con información falsa, cambiar las fotos y huellas de documentos, borrar antecedentes penales y hasta conseguir todos los documentos necesarios para obtener la visa americana y lograr viajar a Estados Unidos, según El Tiempo.

La información llegó a la Fiscalía gracias a un hombre que decidió salir de la red y contar todo lo que sabía a cambio de obtener beneficios con la justicia.

El diario señaló que su nombre es Carlos Henry Linares Bolívar, abogado de 58 años que, al parecer, en los próximos días entregará en detalle nombres, cargos, números de celular y cargos de los implicados en esta gran red.

Migrantes piden ayuda de Obama

La situación de los 1.200 migrantes ilegales en Turbo, Antioquia, sigue siendo complicada debido a las pocas opciones que el Gobierno colombiano les puede ofrecer en su condición de ilegales.

Por eso, los cubanos que permanecen en los albergues improvisados en esta población escribieron una carta al presidente Obama para pedirle que interceda en sus sueños de llegar a Estados Unidos.

En la carta abierta, divulgada por internet, dicen: "Nos dirigimos a usted (a Obama) pidiendo por favor que intervenga y use sus medios para que podamos llegar de una manera segura a su país, sin tener que arriesgar nuestras vidas en la selva, en manos de traficantes de personas"

El "Grupo de cubanos varados en Turbo", como firman la carta, aseguran que en total son 2.432 cubanos en esta población, según sus propias cuentas.

Encuentre más información de Colombia aquí