El condenado es Brandon Stiven Albarracil Caicedo, quien tendrá que pagar 42 años y 11 meses de cárcel por el delito de feminicidio agravado.

Aunque Albarracil aceptó los cargos que la Fiscalía le imputo, la reforma hecha a esta ley, nombrada la ley de Rosa Elvira Cely, el juez no le concedió ninguna rebaja.

Al hombre se le acusó de asesinar a su ex compañera sentimental, una menor de 17 años, a quien mató en presencia del hijo de ambos, de solo 7 meses de nacido.

Durante la investigación, la Fiscalía demostró que la violencia doméstica siempre estuvo presente en la creación de la pareja. Entre las pruebas tenían testimonios de familiares de la joven y registros de denuncias en la Comisaría de Familia y el CAI de Policía de la localidad de Bosa.

“Continuamente se presentaron situaciones que atentaban contra la seguridad de la menor; estos siempre fueron los comportamientos habituales de Brandon Stiven que demostraban que él veía a la menor de edad como su pertenencia o posesión”, señaló la entidad.

Cuando interpusieron la denuncia ante la Comisaría de Familia de Bosa, se determinó que el hombre no podría tener ningún tipo de contacto con la joven. Sin embargo, ella continuó manifestando que sentía miedo por los actos que este pudiera cometer en su contra.

A pesar de la restricción interpuesta a Albarracil, el 29 de marzo pasado, el hombre llegó a la casa de la mujer usando como excusa la entrega de la leche para el bebé y en un descuido de sus familiares la asesinó.

“El agresor se entregó voluntariamente y aceptó los cargos, no obstante el juzgador no le concedió ninguna rebaja, tras el agravante por tratarse de una víctima menor de edad”, afirmó la Fiscalía.

Encuentre más información de Colombia aquí