"La guerra es mucho más costosa", dijo Roy Barreras, senador y miembro de la delegación del Gobierno durante los últimos días del proceso en La Habana.

Un rumor que rondó hace meses por el país señalaba que a los desmovilizados les pagarían un millón 800 mil pesos una vez entregaran las armas, pero en su momento esa noticia fue desmentida.

Ahora, con los acuerdos listos, el Gobierno anunció que durante dos años los guerrilleros recibirán el 90 % de un salario mínimo en Colombia, que equivale a 620.000 pesos.

Esto se hace con el fin de garantizar su reincorporación a la vida civil y para prevenir la "metástasis de la violencia en las ciudades", así como lo afirmó el equipo negociador del Gobierno desde La Habana. Además, esta cantidad de dinero es similar a la que actualmente reciben las personas que hacen parte del programa de desmovilizados.

El jefe negociador Humberto de la Calle explicó en una rueda de prensa, realizada un día después de la presentación del acuerdo final de paz, que con este subsidio se busca enfrentar "el riesgo de metástasis de la violencia en las ciudades", por lo que la medida constituye "un seguro para los colombianos".

Este subsidio se dejará de pagar después de 24 meses o en el momento en el que cada beneficiado se reincorpore al mundo laboral.

El senador Roy Barreras, que en los últimos días hizo parte del equipo negociador, aclaró que no hay "ningún sueldo ni jubilación" para las Farc, sino que se trata de una medida que busca que en Colombia no se reproduzca lo ocurrido en países de Centroamérica tras el fin de conflictos en los que los excombatientes recurrieron a la delincuencia como forma de vida.

"La guerra es mucho más costosa", añadió Barreras.

8 millones para un negocio

Esta suma también la prometió el Gobierno para que cada guerrillero tenga la oportunidad de crear su propio negocio en la legalidad, sea individual o en grupo. De esta manera también están garantizando la reincorporación a la vida civil de estos guerrilleros que durante años vivieron en la selva.

2 millones para inversión libre

Teniendo en cuenta que los desmovilizados no tendrán un lugar específico a donde llegar una vez entreguen las armas, el Estado les dará 2 millones de pesos que podrán gastar cuando abandonen las zonas de concentración.

Hay que tener en cuenta que el Estado colombiano “no ha renunciado a perseguir" los bienes de las Farc.