A esta estación, ubicada en la autopista Norte con calle 167, solo le hace falta la instalación de torniquetes y puntos de pago, según la Alcaldía de Bogotá.

Anteriormente la estación tenía vagones unidireccionales con un ancho de 3 metros que no le permitía a los usuarios abordar los articulados en cualquiera de los dos sentidos de la autopista.

Ahora los ciudadanos contarán con tres vagones bidireccionales y con 5 metros de ancho.

“Este cambio extremo permitirá tomar en un mismo punto, cualquiera de los dos sentidos de circulación de la autopista Norte (norte o sur), garantizando así que las personas que se dirigen hacia el norte o sur de la ciudad cuenten con un servicio más rápido”, afirmó la directora del IDU, Yaneth Mantilla.

Otra característica que tiene esta obra es que las puertas para acceder a los buses no quedaron enfrentadas. Es decir, que en frente de una puerta no pararán articulados y de esta manera se evitará la concentración de pasajeros en un mismo punto.