Informó que, con relación al hallazgo del cuerpo sin vida de Stephanie Magón Ramírez, encontrado en la colonia Nápoles, de ciudad de México, “derivado de la necropsia e investigación, se determinó que las lesiones que presentó son consecuencia de una precipitación”.

Horas antes de conocerse este resultado, el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de esa ciudad dijo que la vallecaucana había muerto por golpes contundentes ocasionados de forma intencional.

Luego rectificaron esta información y confirmaron que no hay evidencia de huellas de lucha, defensa, forcejeo o sometimiento.

Además, la Procuraduría entrevistó a varias personas y realizó diferentes procedimientos para avanzar en la investigación y establecer las causas de la muerte.

“La PGJ capitalina activó inmediátamente, al conocer los hechos, el protocolo de feminicidio”, se lee en Twitter, donde señala que se realizaron pruebas de fotografía, criminalística, química, genética y medicina, y “en presencia de la Embajada de Colombia, se cateó domicilio frente al lugar del hallazgo, para corroborar que la mujer habitaba ahí”.

Finalmente, la Procuraduría anunció que coordina con Embajada de Colombia para atender a los familiares de la víctima y entregar los restos y pertenencias de Stephanie Magón Ramírez.

MÁS DE COLOMBIA AQUÍ