A finales del mes de agosto, justo después del anuncio del cese al fuego definitivo con las Farc, la Defensoría del Pueblo comunicó que cerca de 45 familias del municipio de Santa Bárbara de Iscuandé, Nariño, fueron desplazadas por los enfrentamientos del Eln. Para esa misma fecha se reportó la muerte de tres campesinos en Nariño y tres en Cauca.

Luego, durante la primera semana de septiembre, detonaron una carga explosiva en el departamento de Arauca, dejando los municipios de Saravena y Arauca incomunicados por varios días.

Al parecer, guerrilleros de la Comisión ‘Ernesto Che Guevara’ del Eln fueron los responsables.

Miembros de esta guerrilla también habrían atentado contra un tramo del oleoducto Caño Limón-Coveñas, en zona rural de Tibú, Norte de Santander.

Pero estos hechos no son los únicos. En las últimas horas tres campesinos fueron asesinados en zona rural del municipio de Sucre, Cauca, mientras que uno más se debate entre la vida y la muerte en un hospital de Popayán.

Según la Defensoría del Pueblo, ocho hombres que no se identificaron como miembros de algún grupo dispararon a dos pobladores mientras que una casa aledaña al lugar fue incendiada, quitándole la vida a otra víctima.

Paro armado del Eln

Las autoridades del departamento de Nariño investigan la veracidad de un panfleto firmado por la guerrilla del Eln) en el que amenazan con realizar un "paro armado" en esa región, informaron fuentes oficiales.

El paro armado comenzaría el 14 de septiembre y se prolongaría hasta el día 18 del mismo mes, dijo el secretario de Gobierno de Pasto, Mario Lima.

El panfleto está firmado por la Compañía Jaime Toño Obando, del Frente Comuneros del Sur, cuyo aniversario es el 14 de septiembre, según recordó el funcionario.

"Puede ser que sea esa fecha por la que ese grupo envió el panfleto pero no hay garantía de que sea original o que venga con esa finalidad específica", comentó Lima.

En este sentido, el secretario de Gobierno señaló que ese comunicado "fue entregado en varias partes y llegó vía electrónica a muchas personas".

El gobierno regional hizo un llamado a la Policía, el Ejército y la Armada para que activen los protocolos necesarios para esos días.