La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) denunció que el asesinato de la periodista Flor Alba Núñez Vargas, cometido hace justo un año, "continúa en la impunidad" debido a la "falta de celeridad en el proceso judicial".

Núñez Vargas, de 25 años, fue asesinada el 10 de septiembre de 2015 cuando se disponía a entrar en la sede de la emisora que dirigía, La Preferida Stereo, en la ciudad de Pitalito.

En este sentido, la FLIP recordó en un comunicado que se han planteado "varias hipótesis" sobre el asesinato de la periodista, una de las cuales "está relacionada con los cuestionamientos que hizo Nuñez contra un juez" del cercano municipio de Timaná.

Asimismo, pidieron que se tenga en cuenta que semanas antes del homicidio le robaron su teléfono celular e ingresaron a sus cuentas de redes sociales "para obtener información sobre sus investigaciones".

Por otra parte, la Federación Colombiana de Periodistas (Fecolper) también se unió a la FLIP y denunció en Twitter la "impunidad" en que sigue el asesinato de Núñez.

Asimismo, se unieron a una convocatoria en Pitalito para recordar a la periodista y pedir que se aclare su asesinato.

"Cada muerte de periodistas sin condena para asesinos nos deja a todos a oscuras frente al conocimiento y la verdad. La impunidad en crímenes contra la prensa hiere de muerte a la sociedad", destacaron en un comunicado.

Núñez, además de trabajar en la radio, también se desempeñaba como corresponsal para otros medios, como el periódico regional La Nación y Nación TV.

Hasta el momento las autoridades han detenido a una persona acusada del asesinato de Núñez, Juan Camilo Ortiz, alias "El Loco", si bien, como señaló hoy la FLIP, la audiencia contra él ha sido aplazada en varias ocasiones ya que el abogado defensor alega que hay negligencia por parte de la Fiscalía en el descubrimiento probatorio.