23 de septiembre de 2016

Este día será histórico para las Farc porque anunciarán su paso a la política, además de ratificar el acuerdo de paz y aprobar la dejación de armas.

Desde el 17 de septiembre empezaron a llegar los delegados de distintos frentes y columnas, junto a los miembros del secretariado, encabezado por el máximo jefe, alias ‘Timochenko’.

Además de los 300 representantes que participaron de las discusiones diarias, cientos de guerrilleros de los frentes 26, 40, 27, de la columna ‘Teófilo Forero’, entre otros, se concentraron en cambuches, a pocos metros de donde se realizaba la conferencia.

Pero no estuvieron solos. Más de 200 periodistas de medios de comunicación de todo el mundo también llegaron hasta ese recóndito lugar para registrar por primera vez este evento, que será el último que realicen las Farc como guerrilla.

La organización no tenía precedentes: en esta oportunidad instalaron una inmensa carpa para la prensa, además de contratar servicios de restaurante, baños, duchas y zona de camping para los “extraños”, que no están acostumbrados a la vida en la selva. También montaron una tarima desde la que ‘Timochenko’ anunció el primer día el inicio de la conferencia y donde cada noche cantaron diferentes grupos musicales para los guerrilleros.

Esta es la primera vez que las Farc tuvieron la oportunidad de mostrarse ante al mundo de una manera diferente: sin armas, sin uniformes, amables, dispuestos a conversar, a tender la mano. Aunque están muy poco acostumbrados a interactuar con   la “gente de la ciudad” y a hablar ante las cámaras, con el pasar de los días se acostumbraron a esta nueva dinámica.

Apoyo total

Durante los siete días de la conferencia, los delegados se reunieron en privado para discutir punto por punto el acuerdo con el Gobierno. Durante la mañana escuchaban atentos las exposiciones del secretariado y por la tarde los representantes de los frentes, incluyendo a los guerrilleros presos, daban su opinión a cerca de los pactos logrados.

Aunque al cierre de esta edición aún no se conocían las conclusiones de algunos frentes, los líderes de las Farc anunciaron en diferentes oportunidades una total unanimidad en la guerrilla sobre los acuerdos.

Entre los delegados que hacen presencia y que han mostrado su apoyo a lo pactado, están representantes del frente Primero, que hace un par de meses se declaró disidente.

Política

Uno de los objetivos de la conferencia es estructurar el movimiento o partido político en el que se convertirán las Farc una vez dejen las armas, así como los lineamientos que lo regirán.

Para lograrlo, convocaron una comisión que se dedicará a definir los detalles que se darán a conocer en la tarde de este viernes, 23 de septiembre.

Esa comisión, o congreso fundacional, se encargará de darle un nuevo nombre a las Farc, que posiblemente sería "Movimiento Bolivariano por una Nueva Colombia", así como lo escribieron en uno de los campamentos de los Llanos del Yarí.

El congreso también elegirá un nuevo Estado Mayor Central, que debe guiar a las Farc hacia la paz. El líder de este nuevo Estado Mayor será, nuevamente, ‘Timochenko’.

Votación

Al igual que lo harán los colombianos el 2 de octubre, los miembros de la guerrilla refrendarán los acuerdos este viernes. Se espera que en un acto democrático cada guerrillero exprese su posición sobre el acuerdo de paz, aunque tampoco ha sido claro si esta votación será individual o será representada por cada delegado.

Delegación del Gobierno

Al parecer, este viernes viajarán a los Llanos del Yarí una delegación del Gobierno, encabezada por Humberto De la Calle, el jefe negociador del Estado en La Habana. La semana pasada, antes de la llegada de la prensa al lugar de la Décima Conferencia, estuvo el comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, discutiendo algunos temas con el secretariado de las Farc. Ahora, el turno será para De la Calle, quien hará presencia en el cierre del evento.